Adolf Anderssen nació en Breslau, actualmente Wroclaw, Polonia, el 6 de julio de 1818 y murió en su ciudad natal el 3 de marzo de 1879. A los 9 años su padre le enseñó a jugar al ajedrez. Anderssen no fue un niño prodigio, sino un talento desarrollado lentamente por el profundo estudio de los italianos, de las partidas de Labourdonnais y MacDonnell, y de los tratadistas de la escuela de Berlín.

anderssen y el ajedrez 242x300 Adolf Anderssen

Estudió Matemáticas y Filosofía y después trabajó como profesor de matemáticas en un centro de educación secundaria.
En 1842 adquiere notoriedad gracias a la publicación, bajo el título “Aufgaben für Schachspieler”, de 60 problemas de ajedrez que reflejan una gran imaginación.
A partir de 1846 Anderssen trabaja en la publicación ‘Schachzeitung’ (periódico de ajedrez).En 1848 empató un match con Daniel Harrwitz, uno de los mejores ajedrecistas de la época. Fue invitado al torneo de Londres en 1851, generalmente considerado el primer gran torneo internacional de la historia. Anderssen en un principio no pudo aceptar porque el coste del viaje era muy elevado para él.

Sin embargo el gran jugador inglés Howard Staunton dio muestra de su generosidad ofreciéndose a pagarle el desplazamiento.  Así Anderssen pudo participar e incluso consiguió ganar el torneo contra pronóstico, batiendo a los mejores jugadores del momento.
El Torneo Internacional de Londres, 1851 se jugó en el Instituto Politécnico de Cavendish con ocasión de la Exposición Universal y en su organización fueron decisivas las gestiones de Staunton, que era el favorito.
Detrás de Anderssen quedaron Marmaduke Wywill, Elijah Williams, Staunton, Szen, Kennedy, Horwitz y Mucklow. En las rondas previas fueron eliminados jugadores de la talla de Kieseritzky, Lowenthal y Henry Bird. Anderssen reconoció que su éxito en Londres lo debía principalmente al entrenamiento adquirido jugando con su amigo Dufresne. A partir de entonces, Anderssen fue reconocido como el mejor jugador del mundo, no sólo por sus victorias sino por la espectacularidad de su juego. Fiel al estilo de la época, Anderssen desarrolló en juego puramente romántico en el que buscaba el ataque al rey desde la primera jugada por medio de los más violentos sacrificios. Claro reflejo de este estilo son sus dos partidas más famosas y que aún son consideradas por muchos como las mejores partidas de la historia. La partida ante Lionel Kieseritzky,  es conocida como “La Inmortal” y en ella sacrificó el alfil, dos torres y la dama  para dar mate. Su partida contra Jean Dufresne se conoce como “La Siempreviva” y en ella deja a su rey amenazado de mate para montar un espectacular contraataque victorioso.

adolf anderssen y el ajedrez 238x300 Adolf Anderssen

Anderssen – Kieseritzky [La Inmortal] (Londres, 1851)
Gambito de Rey aceptado
1.e4 e5 2.f4 exf4 3.Ac4 Dh4+ 4.Rf1 b5 5.Axb5 Cf6 6.Cf3 Dh6 7.d3 Ch5 8.Ch4 Dg5 9.Cf5 c6 10.g4 Cf6 11.Tg1 cxb5 12.h4 Dg6 13.h5 Dg5 14.Df3 Cg8 15.Axf4 Df6 16.Cc3 Ac5 17.Cd5 Dxb2 18.Ad6 Axg1 19.e5 Dxa1+ 20.Re2 Ca6 21.Cxg7+ Rd8 22.Df6+ Cxf6 23.Ae7++ 1-0

Anderssen – Dufresne [La Siempreviva] (Berlín, 1852)
Gambito Evans
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 4.b4 Axb4 5.c3 Aa5 6.d4 exd4 7.0-0 d3 8.Db3 Df6 9.e5 Dg6 10.Te1 Cge7 11.Aa3 b5 12.Dxb5 Tb8 13.Da4 Ab6 14.Cbd2 Ab7 15.Ce4 Df5 16.Axd3 Dh5 17.Cf6+ gxf6 18.exf6 Tg8 19.Tad1 Dxf3 20.Txe7+ Cxe7 21.Dxd7+ Rxd7 22.Af5+ Re8 23.Ad7+ Rf8 24.Axe7++