nueva york 19901 Campeonato mundial de 1990 (II)

Las sorpresas comenzaron en la segunda partida. Kasparov abrió el juego con 1. e4. En el match de Sevilla, a peón rey, Karpov contestó con la defensa Caro-Kann, y obtuvo dos cómodos empates. Para esta partida, Karpov llegó unos minutos tarde a la mesa de juego y contestó inmediatamente con 1…e5. A la altura de la jugada novena quedó planteada la variante Zaitzev, ideada por Igor Zaitzev, integrante del equipo de analistas de Karpov. Esta era la sexta vez que se encontraban con esta posición en sus matches.
2. Cf3 Cc6; 3. Ab5 a6; 4. Aa4 Cf6; 5. 0-0 Ae7; 6. Te1 b5; 7. Ab3 d6; 8. c3 0-0; 9. h3 Ab7; Según los comentaristas, esta es una posición muy conocida por Karpov, que suele jugar con agrado. 10. d4 Te8; 11. Cbd2 Af8; 12. a4 h6; 13. Ac2 exd4; 14. cxd4  Cb4; 15. Ab1 bxa4. Algunos comentaristas se sorprendieron con esta jugada, puesto que en la misma posición, en el match con Timman, Karpov prefirió 15…c5. De todas maneras, es de pensar que todos estos caminos, siendo tan conocidos por los dos K, con todos sus vericuetos, variantes, celadas y demás, los anduvieran con todo el cuidado del caso. En cualquier momento podía saltar la liebre…
16. Txa4 a5; 17. Ta3. La torre tiene un buen futuro en c3. 17… Ta6; 18. Ch2 g6;
 

posicion despues de 18g6 Campeonato mundial de 1990 (II)

Posición después de 18...g6

19. f3! ¡Y aquí saltó la liebre! ¡Una sorpresa precisamente en la variante de Zaitzev! Karpov estuvo pensando largo rato, sin encontrar una respuesta de su gusto. En realidad esta jugada (f3) asegura el centro y deja en libertad las piezas para otras operaciones. Kasparov confesó después de la partida que era una sorpresa que le tenía preparada a su adversario desde 1984, que sólo ahora seis años después podía regalarle. Algo parecido al “guardado” que le tuvo Marshal a Capablanca durante ocho años, el conocido gambito Marshal; con la diferencia de que Capablanca lo aceptó y ganó.
19…Dd7 (Algunos maestros propusieron 19…d5!? Entre ellos Lautier y Vasiukov, que consideraban un mal menor para las negras, que el que sobrevino después en la partida)
20. Cc4 Db5; 21. Tc3 Ac8 (buscándole al alfil nuevos horizontes. Nótese cómo, poco a poco, las piezas de Kasparov han logrado mejores posiciones); 22. Ae3 (Aquí ya se amenaza Dc1, seguida de Ca3, ganando un peón, sea el c7 o el h6) 22…Rh7, tomando las medidas pertinentes, tras media hora de reflexión. 23. Dc1 (¡De todas maneras!    Los maestros presentes en las diferentes salas proponían Dd2) 23…c6; 24. Cg4 (pone en juego la única pieza pasiva) 24…Cg8; 25. Axh6! (el maestro colombiano Hoyos-Millán, presente en una sala de analistas, cuenta que “el GM Yasser Seirawan apenas vio esta jugada en el monitor no lo podía creer y dijo que era el error más grande de Kasparov en toda su carrera. ¡Nadie había visto lo que Gary vio!” Esto implica la entrega de una pieza a cambio de actividad. Y otra cosa: haber llegado a una posición debidamente estudiada por el autor de la sorpresa, mientras que el sorprendido deberá buscar los mejores recursos con las limitaciones de tiempo normales de una partida. El autor de la sorpresa, en la partida, sólo se limita a recordar la lección preparada con su equipo. El sorprendido a buscar penosamente la manera de salir del embrollo.
  Diagrama: posición después de la jugada 24…Cg8
 

posicion despues de 24cg8 Campeonato mundial de 1990 (II)
25…Axh6; 26. Cxh6 Cxh6; 27. Cxd6 Db6; 28. Cxe8 Dxd4+; 29. Rh1 Dd8; 30. Td1 Dxe8; 31. Dg5 Ta7; 32. Td8 De6; 33. f4! Aa6 (algunos comentaristas han considerado dudosa esta jugada. Pero, ¿qué más se puede hacer aquí?) 34. f5 De7; 35.Dd2 De5; 36. Df2 De7; 37. Dd4 Cg8; 38. e5 Cd5; 39.fxg6+ fxg6; 40. Txc6 Dxd8; 41. Dxa7+ Cde7; 42. Txa6 Dd1+; 43. Rg1 Dd2; 44. Rf1 1-0
Dice el comentarista de la revista “ajedrez universal”. Revista colombiana que circulaba por aquellos días: “nadie pensó que iba a haber tanta emoción en un mundial. Tan sólo se han jugado tres partidas ¡y qué partidas! Antes de que este mundial empezara, Kasparov declaró: ‘voy a destruir a Karpov’; a lo cual Karpov respondió: ‘eres bienvenido a intentarlo’. Estas son sólo palabras. Pero si los hechos demostraran las amenazas, las partidas jugadas hasta el momento indicarían que ambos jugadores van por sangre.”
Veamos la partida número tres, que tuvo momentos infartantes, con entregas de damas, calidades y demás.
Karpov – Kasparov. Defensa India de Rey.
1.d4 Cf6; 2. c4 g6; 3. Cc3 Ag7; 4. e4 d6; 5. Cf3 0-0; 6. Ae2 e5 (aquí queda planteada la defensa india de rey, muy del gusto de Kasparov en sus primeros tiempos y de Fischer toda su vida); 7. Ae3 De7; 8. dxe5 dxe5; 9. Cd5 Dd8; 10. Ac5 Cxe4; (aunque esta apertura es bastante anormal y poco frecuente, había sido jugada anteriormente, según nos informa el articulista de Ajedrez Universal, en Buda-Pest, en el año 88, entre Peek – Canfell) 11. Ae7 (al parecer esta es una novedad en esta posición. Pero a diferencia de la otra novedad de la partida anterior, ésta es encontrada en la partida. No se trata de una preparación). 11…Dd7 (la posición más incómoda para la dama); 12. Axf8 Rxf8; 13. Dc2 Cc5 (Nos dice el comentarista, presente en la sala: “Kasparov está muy concentrado, mientras Karpov  luce tranquilo…Kasparov cabecea de lado a lado, como si no estuviera seguro de lo que ve”) 14. Td1 Cc6! (El maestro Najdorf, también presente en la sala, dijo: “las negras están muy bien aquí, sin problema alguno”) 15. 0-0 Ce6; 16. Cb6 axb6; 17. Txd7 Axd7 (la posición resultante es muy compleja. Las negras han entregado la dama a cambio de caballo, torre y dos peones. Pero su posición es completamente sólida); 18. Dd2 Ae8; 19. b3? (es más natural 19. a3) 19…e4; 20. Ce1 f5; 21. Ad1 Ce5?! (“Es mejor 21…Td8; 22. Dc1 Ccd4; seguido de …c5 y Ac6, con clara ventaja para las negras”. Seirawan). 22. Cc2! Txa2; 23. Dd5 Re7; 24. Cb4! (diagrama)

posicion despues de 24cb4 Campeonato mundial de 1990 (II)
 
24…c6 (“tal vez 24…Ac6 sea más fuerte”. Portisch); 25. Dxe6 Rxe6; 26. Cxa2 Cf7! (Despejándole la visual al alfil. La situación se ha simplificado, pero las negras siguen con mejores posibilidades) 27. Ae2 Cd6; 28. Cb4 Ac3; 29. Cc2 f4; 30. Td1 h5; 31. f3 e3; 32. g3 g5; 33. Ad3 h4; 34. Rf1 c5; 35. Re2 (el rey logra una posición más activa, desde la cual pueda atajar los peones negros) 35…b5 (considerada un error por los maestros que habían en la sala, que preferían 35… hxg3; 36. hxg3 Af7; 37. Th1 Re5).
36. cxb5 Cxb5; 37. Ac4+ Re7; 38. Td5 Af6; 39. Txc5 Cc3+; 40. Rf1 Ag6; 41. Ce1. En esta posición se aplazó la partida. 41…Rd6, la jugada secreta. 42. Ta5 fxg3; 43. hxg3 hxg3; 44. Cg2 b5; 45. Ta6+ (por supuesto no se puede Axp por CxA, TxC y A3d+ gana la torre.) 45…Re7; 46. Ta7 Re8; 47. Ta8+ Ad8; 48. Cxe3! (“las negras evitan 48. Ae2? Af5; 49. Cxe3 Ah3+; 50. Re2 g2 gana” De Firmian).
48…bxc4; 49. Cxc4 g4 (“el último truco de las negras, pues si 50. fxg4? Ad3+; 51. Rg1? Ce2+; 52. Rf1 g2+; Rxg2 Ae4+ gana la torre”. De Firmian)
50. Rg2 Ce2; 51. Ce5 gxf3+; 52. Rxf3+ g2; 53. Txd8+. Kasparov ofreció tablas instantáneamente y ambos jugadores se dieron la mano. Una partida verdaderamente interesante.