Categoría: Curiosidades

Encuentros entre Karpov y Korchnoi II

                        Comentarios 0 comentarios

karpov 1981 Encuentros entre Karpov y Korchnoi II

Empiezo con una aclaración al artículo anterior. Cuando hablo de los dos K, me estoy refiriendo a Karpov y Kasparov. Pero antes de pasar a examinar el tema me pareció conveniente hablar de los antecedentes de sus encuentros. Y necesariamente había que hablar de los matches jugados entre Karpov y Korchnoi, para que el lector se familiarizara con el ambiente de la época. La confusión se debe a que Korchnoi también empieza por K.
Y entre otras cosas, en esos encuentros con Korchnoi es donde debe buscarse el origen de la grandeza de Karpov. El hecho de que desde la edad de 23 años hubiera empezado a batirse con un hombre de la trayectoria de Korchnoi lo transformó. Korchnoi a sus 78 años sigue jugando de tú a tú con la plana mayor y así lo ha hecho desde Botvinnik hasta Anand, para no mencionar sino campeones mundiales.
¡No olvidemos que Karpov y Korchnoi, desde el año 74 hasta el 81, se enfrentaron 74 veces! Y no es extraño que Karpov ostente todavía hoy el record del jugador del mundo que ha ganado el mayor número de torneos en la historia.
Sigamos, entonces, con nuestros antecedentes.
En el año 81, en la ciudad de Merano, Italia, se disputó nuevamente el campeonato mundial entre Karpov y Korchnoi. Antes del encuentro, Korchnoi tuvo que sacar del camino a Hubner y a Polugaevski. Pero esta vez perdió el match con Karpov en 18 partidas, con las mismas condiciones del anterior. Logró ganar apenas 2 partidas. La prensa llamó a este match “La masacre de Merano”. Las condiciones políticas en que se jugó fueron muy parecidas a las del año 81, puesto que la esposa y el hijo de Korchnoi seguían detenidos en la Unión Soviética.
Para Karpov seguramente fue un descanso grande quitarse de encima a este hombre que se había convertido en un enemigo personal. Esta fue la última vez que Korchnoi disputó un campeonato mundial.
Para la época en que Korchnoi se escapó de la Unión Soviética reinaba un sistema que algunos denominaron Totalitarismo. Un solo partido era dueño absoluto del pensar, el actuar y el sentir de sus afiliados. Y por fuera de ese partido no había salvación. A los disidentes se les consideraba locos. Y eran sometidos a tratamientos siquiátricos.
Y, el ajedrez, una actividad tan importante en la vida de la Unión Soviética, no escapaba a ese destino.
Otra víctima del sistema era Kasparov. Cuando venía abriéndose paso, contra viento y marea, notó que lo querían dejar a un lado. Entonces preguntó qué pasaba con él, que lo excluían de los mejores eventos.
“Por el momento tenemos un campeón mundial y no necesitamos otro”- fue la irónica respuesta del jefe del departamento de ajedrez del comité deportivo, Nikolai Krogius, ante el interrogante de Kasparov. Entonces éste entendió que querían detener su avance, de tal manera que no se convirtiera en un obstáculo en la carrera de Karpov.
Y pensándolo ahora, a la distancia, quién sabe qué le hubiera pasado a Karpov si hubiera perdido algunos de esos encuentros con Korchnoi. Spasky cayó en desgracia por haber perdido el título; y Taimanov, que era un importante pianista, después del 6-0 frente a Fisher, parece que no pudo volver a dar sus conciertos.
Para fortuna de todos, llegó la Perestroika y modificó aquello. Tras la muerte de Chernenko, el oscuro personaje Secretario General del Partido Comunista, ocupó el cargo Gorbachov, que llegaba con ideas renovadoras. Y Kasparov tuvo que buscar sus aliados en la Perestroika para sacudir esos paquidermos que estaban anquilosando el ajedrez soviético.
Para la próxima entrega empezaremos, ahí sí, con el primer encuentro de los dos K, en el año 84.
Veamos por último unas declaraciones que dio Karpov, en el año 2006, a propósito del match del 78:
– “Usted ni siquiera se imagina qué clase de sobrecarga es eso para el sistema nervioso. Estuve en Filipinas ciento diez días, cuando jugaba mi duelo contra Korchnoi. Y el interés hacia el enfrentamiento no bajó ni el último día. Parecía que todo el mundo estaba entonces en Baguio: cientos de periodistas, aficionados al ajedrez de todos los rincones del planeta… Un match tan largo es ahora imposible, claro. Hoy en día incluso uno de 24 partidas parece demasiado largo. Según mi punto de vista, la cantidad óptima de partidas es 16 o 18, que puedan jugarse en 32 días. Si dura más, es difícil mantener el interés del público y de la prensa.
Veamos la partida 32 del match de Baguio, tomada de la página tabla de Flandes, del gran maestro paraguayo Zenón Franco.
Anatoly Karpov – Viktor Korchnoi
Defensa Benoni [A43] Campeonato del Mundo, Baguio City (32), 1978.
1.e4 d6 2.d4 Cf6 3.Cc3 g6 4.Cf3 Ag7 5.Ae2 0–0 6.0–0 c5 [Una jugada muy poco practicada hasta ese entonces.] 7.d5 [Korchnoi quedó sorprendido por la rapidez con que Karpov reaccionó a su sorpresa anterior, la posición pasa de una Defensa Pirc a una Benoni.] 7…Ca6 8.Af4 Cc7 9.a4 b6 10.Te1 Ab7 11.Ac4! Ch5 [Esta jugada fue muy criticada, aunque Kasparov considera que no es un error.] 12.Ag5 Cf6? [Kasparov comenta que esta sí es una equivocación. Era necesaria 12...h6 y tras 13.Ah4 ( o bien 13.Ae3 e6! 14.Dd2 exd5 15.exd5 g5) 13...g5 14.Cd2 Cf4 15.Ag3 Cg6 16.Cf3 a6 en ambos casos las negras logran buen juego que compensa su debilidad estructural, comenta Kasparov.] 13.Dd3 a6 14.Tad1 Tb8 15.h3 ["Exceso de precaución" indica Kasparov, ya era tiempo de la ruptura 15.e5! y tras 15...dxe5 16.Cxe5 todas las piezas blancas están en posiciones ideales.] 15…Cd7 16.De3 Aa8! [Las negras logran reaccionar con b5, es verdad  que a costa de permitir el cambio del importante Ag7.] 17.Ah6 b5 18.Axg7 Rxg7 19.Af1 Cf6 20.axb5 axb5 21.Ce2 Ab7?! [Lógica, para poder ocupar la columna a, pero era mejor 21...e6 22.dxe6 Cxe6 23.Cg3 Dc7 y las piezas negras logran actividad, con posición razonable.] 22.Cg3 Ta8 23.c3 Ta4 24.Ad3 Da8!? 25.e5! [La ruptura latente hace su aparición, y el rey negro corre peligro, pero no es algo decisivo.] 25…dxe5 [En caso de 25...Cfxd5? hay mate con la bonita combinación 26.Ch5+! gxh5 27.Dg5+ Rh8 28.Dh6 f5 29.Cg5 etc.] 26.Dxe5 Ccxd5 27.Axb5
["Aún sin ser notado por nadie, es posible que este sea el momento culminante de todo el drama de Baguio" Kasparov.] 27…Ta7? [En opinión de Kasparov era esencial, tras la mejor línea para ambos bandos 27...Ta5! 28.c4 Db8! 29.Dg5! e6! 30.cxd5 h6! 31.De3 Txb5 32.dxe6 Axf3! 33.Dxf3 Tb3 seguido de Txb2, las negras aspirarían a un final de 2 peones contra 3 en el flanco rey, o si las blancas juegan e7, atacar el peón blanco con todas las fuerzas, Kasparov duda de que las blancas pudieran ganar la partida.] 28.Ch4! [Ahora el ataque blanco es irresistible, y obliga a ceder material.] 28…Ac8 [Si 28...Db8 sigue 29.Dg5 e6 30.c4 Cc7 31.Td6! y el rey negro sufre un ataque muy fuerte. Tampoco es posible 28...Ac6? a causa de la línea señalada por Karpov 29.Axc6 Dxc6 30.c4 Cb6 31.Td6!! Dc7 (la captura 31...exd6 lleva al mate tras 32.Chf5+ gxf5 33.Ch5+ Rg6 34.Dxf6+ Rxh5 35.Dxf5+ Rh6 36.Df6+ Rh5 37.g4#) 32.Dg5! Rh8 33.Txf6! etc.] 29.Ae2 Ae6 30.c4 Cb4 31.Dxc5 Db8 32.Af1 Tc8?! [Mejor 32...h6! pero, con fortísimo apuro de tiempo, Korchnoi no ofrece la resistencia más tenaz.] 33.Dg5 Rh8 34.Td2 Cc6 35.Dh6 Tg8 36.Cf3 Df8 37.De3 Rg7?! 38.Cg5 Ad7 39.b4 Da8 40.b5 Ca5 41.b6 Tb7 1–0

korchnoi karpov Encuentros entre Karpov y Korchnoi II

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: , ,

Encuentros entre Karpov y Korchnoi

                        Comentarios 5 comentarios

karpov04 korchnoi1974 Encuentros entre Karpov y Korchnoi

Karpov y Kasparov han disputado cinco veces el campeonato mundial. Estos encuentros comprenden 144 partidas. Antes de entrar a comentar esa larga serie, echemos una ojeada a la forma cómo se preseleccionaban en aquellos días los aspirantes al título mundial, por el sistema de zonales e Interzonales.
Veamos lo que dice Wikipedia sobre el tema:
“Torneo Interzonal de Ajedrez: fue un tipo de torneo organizado por la FIDE, la Federación Mundial de Ajedrez, creado como parte del ciclo del Campeonato Mundial de Ajedrez. Básicamente, se pensó que este ciclo tuviera una duración de tres años. En el primer año, cada país miembro de la FIDE tendría su campeonato nacional. Los primeros clasificados de cada país, jugarían el Torneo Zonal. El mundo ajedrecístico fue dividido en zonas, los países más grandes como la URSS y los Estados Unidos, tenían su propia zona. Los pequeños, fueron agrupados en zonas con muchos países. Por ejemplo, todo centro y Suramérica conformaron una única zona. Originalmente, no hubo zona asiática o africana, simplemente porque no había países miembros de la FIDE en estos continentes.
“Los primeros jugadores en cada Zonal se reunían para jugar el torneo Interzonal. Típicamente, el torneo interzonal tenía alrededor de 24 jugadores. Los primeros puestos (por ejemplo: los primeros seis en 1958) clasificaban al Torneo de Candidatos el cual tenía lugar el siguiente año. A este torneo de candidatos se integraban el perdedor de la final de candidatos anterior y el perdedor del último match por el Campeonato Mundial. El ganador del torneo de candidatos jugaba un match de 24 partidas con el último Campeón Mundial.
“Los torneos Interzonales fueron realizados cada tres años desde 1948 hasta 1993. Pero en 1972 el sistema se volvió poco práctico. Había demasiados jugadores de primera clase y el costo de estos eventos llegó a ser muy alto. Además, se unieron a la FIDE nuevos países, especialmente de Asia. China, India, Indonesia y las Filipinas comenzaron a producir maestros de nivel donde no había habido ninguno antes. Hasta África pidió se crearan dos zonas. Así que en 1973 el sistema fue cambiado a dos Interzonales (donde usualmente los primeros tres de cada uno clasificaban al Torneo de Candidatos). Luego en 1982 cambio de nuevo a tres Interzonales. Incrementos adicionales llevaron a que el Interzonal se llevara a cabo en un solo torneo de sistema suizo en 1990 y 1993.”
Hasta aquí Wikipedia.
Recordemos que en 1972 Bobby Fisher le arrebató el título a Boris Spasky, en Reikiavik, la capital de Islandia, en el match más publicitado de toda la Historia: “el match del siglo”, como lo denominó la prensa mundial. El de Capablanca – Alekhine había sido presentado como una lucha entre Europa y América. Pero éste, desarrollado en plena Guerra Fría, fue presentado como la lucha entre el comunismo y el capitalismo. El mundo casi se paraliza. Hasta los que nunca en su vida habían visto un tablero de ajedrez, esta vez tuvieron que verlo. Para dar una idea de la trascendencia que tuvo para Islandia este encuentro, cuando Fisher, ya viejo y fugitivo de la justicia de su país por evasión de impuestos, estaba pensando en dónde refugiarse, el presidente de Islandia lo llamó y le dijo: ‘véngase a vivir a Islandia. El mundo supo que existíamos por usted’. Y allá pasó el último año de su vida. Y se cuenta también que por primera vez en toda la Historia, durante el “match el siglo”, se agotaron los tableros y los libros de ajedrez en todo el mundo.
En Bogotá, para no ir muy lejos, el diario El Tiempo, puso una gran valla en el  último piso del edificio, en la que se mostraba la jugada que acababa de hacerse en Reikiavik. Y en las calles una gran multitud, armada de pequeños tableros, seguía paso a paso el desarrollo de cada partida.
Fisher se impuso con una fuerza arrolladora. En el torneo interzonal sólo perdió una partida. Y eso porque se la programaron un sábado, y él dijo que no jugaba porque sus creencias religiosas le prohibían jugar en un día santo. Luego en los torneos de candidatos barrió con Larsen y Taimanov, dejándolos 6-0 a ambos, y dejándoles muy maltrecha su carrera. Y en las semifinales en Buenos Aires, le tocó el turno a Petrosian, que sólo logró ganar una partida, entablar 3 y perder 5. Ya en Moscú, con suficiente anticipación había dicho Botvinnik que Fisher acabaría con todos. Sólo faltaba Spasky. Fisher perdió la primera partida, en una posición de tablas, por un error sencillo tomó un peón de torre con su alfil y se lo dejó encerrar. Para la segunda no se presentó porque tenía desacuerdos con la empresa que había comprado los derechos de televisar el evento. Y hasta el presidente Nixon lo llamó para que volviera a la sala. Regresó después de que le garantizaron unos mejores ingresos. Y de allí en adelante jugó con una gran precisión y fuerza. El match estaba convenido a 24 partidas. Pero en la 21 se suspendió porque Fisher completó los 12.5 puntos necesarios para ganar. En total, Fisher ganó 7 partidas, perdió 3 y entabló 11.
Curiosamente, en el año 75 Fisher que tanto había luchado para ganar el título puso toda clase de trabas para llegar a un acuerdo con la FIDE. Karpov ganó el campeonato mundial, sin jugarlo, cosa que lo afectó enormemente. Veamos a vuelo de pájaro qué méritos había hecho Karpov para retar al campeón.
Para el torneo interzonal de Leningrado 1973 (hoy San Petersburgo), se jugó un torneo a vuelta sencilla, entre 18 jugadores. Mencionemos los 10 más importantes, en el orden en que finalizaron: 1. Korchnoi, 13.5 puntos; 2. Karpov, 13.5; 3. Byrne. 12.5; 4. Smejkal, 11; 5. Hubner; 6. Larsen, 10; 7. Kuzmin, 9.5; 8. Tal, 8.5; 9. Gligoric, 8.5; y décimo Taimanov, con 8.5. En representación de Colombia, participó el maestro Miguel Cuellar, que perdió 14 partidas y entabló trabajosamente 3, ganándose el último puesto.
En los cuartos de final, Spaskky, Korchnoi y Petrosian eliminaron a Byrne, Mecking y Portisch. Karpov elimina a su compatriota Polugaevski. Gana tres de las cuatro partidas con blancas y hace tablas las que juega con negras. Y llegan las semifinales de las sorpresas. Korchnoi barre al sólido Petrosian, que pierde pronto tres partidas para abandonar definitivamente, alegando motivos de salud, un mal que suele afectar a los que pierden.
Spasky, que seguramente pasa por el peor momento de su vida, pues ha perdido un título que estaba en las manos de los rusos desde la muerte de Alekhine, es literalmente barrido por Karpov. Desconcertado ante el rico repertorio de aperturas de su joven contrincante, paralizado por su estrategia magistral, sorprendido por las tácticas agresivas de su rival, desmoralizado frente a su múltiple habilidad defensiva y derrotado por su precisión en los finales, Spasky se tambalea y termina perdiendo. El resultado fue de 7-4 y las partidas se jugaron en Leningrado del 10 de abril al 10 de mayo. Había entonces que definir el candidato que enfrentaría a Fisher entre Karpov y Korchnoi. En un match a 24 partidas, jugado en Moscú, se impone Karpov, trabajosamente, por un punto de ventaja.
Veamos una partida de aquellos días:
(434) Karpov, A – Korchnoi [B78]
**Rd–()-, Moscow, 1974
1.e4 c5 2.Nf3 d6 3.d4 cxd4 4.Nxd4 Nf6 5.Nc3 g6 6.Be3 Bg7 7.f3 Nc6 8.Qd2 0–0 9.Bc4 Bd7 10.h4 Rc8 11.Bb3 Ne5 12.0–0–0 Nc4 13.Bxc4 Rxc4 14.h5 Nxh5 (un sacrificio de peón para abrir la columna de torre. Es obligado tomarlo) 15.g4 Nf6 16.Nde2 Qa5 17.Bh6 Bxh6 18.Qxh6 Rfc8 19.Rd3 R4c5 20.g5 Rxg5 (un segundo sacrificio de peón, para quebrantar la defensa) 21.Rd5 Rxd5 (solamente se puede tomar con torre. El caballo está defendiendo el mate) 22.Nxd5 Re8 23.Nef4 Bc6 24.e5 Bxd5 25.exf6 exf6 26.Qxh7+ Kf8 27.Qh8+ Ke7 28.Nxd5+ Qxd5 29.Re1+ 1–0

En el siguiente link hay 1489  partidas de Korchnoi.
http://www.ajedrezencolombia.com/Korchnoi.html

karpov korchnoi 1978 Encuentros entre Karpov y Korchnoi

Karpov - Korchnoi, 1978

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: ,

Piezas de ajedrez de personajes fantásticos

                        Comentarios 4 comentarios

pieza rara de ajedrez 1 Piezas de ajedrez de personajes fantásticos

Hace más o menos un mes, hablamos de unas piezas y tableros de ajedrez artesanales producidas por la empresa Studio Anne Carlton. Pues bien, hoy comentaremos unas figuras un tanto psicodélicas, que desde mi punto de vista, no creo que se comercializen ni que se produzcan nunca, ya que tienen un acabado y unos matices muy esquisitos, lo que conllevaría a que cada una de las piezas costara por lo menos 200 o 300 euros.

Algunas de ellas, son un tanto “diabólicas”, pero la verdad, que quien las ha diseñado tiene que saber mucho de diseño gráfico y tiene que ser un verdadero artista de clase. Me da la impresión de que el artista se ha inspirado en muñecos de juegos de Rol tipo Warhammer 40000 o el Señor de los Anillos.

Por último, comentar que si os gusta el ajedrez y no tenéis todavía un fondo de pantalla en vuestro ordenador que os guste, os recomiendo que pongáis alguna de estas imágenes como fondo de pantalla, ya que seguro que quedarán fabulosamente.

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: , , , ,

Opinión sobre el ajedrez

                        Comentarios 9 comentarios

opinion sobre el ajedrez Opinión sobre el ajedrez

Ayer, navegando un poco por la web, me encontré con este artículo que me hizo bastante gracia. Amaya, la escritora del blog Vaya par de Twins, compara las definiciones que arrojan la RAE y Wikipedia sobre el Ajedrez. Por su parte, ella añade una definición un tanto peculiar que dice así:

El ajedrez es algo con muchas piezas, muchos posibles movimientos (excesivos para mi gusto icon razz Opinión sobre el ajedrez ), dos colores y a lo que te voy a ganar icon razz Opinión sobre el ajedrez

Las definiciones de la RAE y la Wikipedia son las siguientes:

RAE -> Real Academia Española

1. m. Juego entre dos personas, cada una de las cuales dispone de 16 piezas movibles que se colocan sobre un tablero dividido en 64 escaques. Estas piezas son un rey, una reina, dos alfiles, dos caballos, dos roques o torres y ocho peones; las de un jugador se distinguen por su color de las del otro, y no marchan de igual modo las de diferente clase. Gana quien da jaque mate al adversario.

(…)

Wikipedia -> Definición del ajedrez

El ajedrez es un deporte para dos jugadores, y uno de los juegos de mesa más populares del mundo. Se podría decir que es un juego de guerra, perteneciente a la misma familia que el xiàngqí (ajedrez chino) y el shōgi (ajedrez japonés). Se cree que todos ellos provienen del chaturanga, que se practicaba en la India en el siglo VI.
Se le considera no sólo un juego, sino un arte, una ciencia y un deporte mental. Esto último es muy apropiado, dado que se juega a menudo de forma competitiva. La enseñanza del ajedrez puede ser útil como forma de desarrollar el intelecto. El ajedrez es jugado tanto recreativa como competitivamente en un club de ajedrez, disputando torneos, en Internet, entre y contra máquinas mediante el ajedrez por computadora, e incluso por correo (ajedrez por correspondencia).

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: , , , , ,

Capablanca, excampeón III

                        Comentarios 1 comentario

moscu 1935 Capablanca, excampeón III

En el año 36, Capablanca regresa a Moscú. Esta vez se trata de un torneo organizado a dos vueltas, con diez jugadores de primera línea. Capablanca ocupa el primer puesto, sin perder ninguna partida, por delante de Botvinnik y Flohr. El viejo Lasker ocupa un modesto sexto lugar.
Se dice que Stalin miraba a los jugadores, escondido detrás de una cortina. Según Olga Shagodayeva, la compañera de los últimos días de Capablanca, en esta ocasión Stalin también lo recibió unos instantes en su oficina, al igual que en 1925. Capablanca se quejó ante él de que entre los jugadores rusos convenían partidas fáciles y con él se fajaban a fondo. Stalin le dijo: “vamos a tomar medidas”. Pero todo parece indicar que no tomó ninguna, puesto que 30 años después vimos a Fisher quejándose de lo mismo. Pero menos mal que no tomó ninguna medida: 1936 fue el año en que hizo ejecutar a varios de los que habían sido sus compañeros de partido.
Terminado el torneo, la federación soviética de ajedrez invita a Capablanca y  Lasker a hacer un extenso recorrido por la Unión, ofreciendo simultáneas y dictando conferencias. Lasker declina la oferta, diciendo que su esposa no está en buenas condiciones de salud. Pero la verdad es que a sus 67 al viejo ya le están pesando los años. Acepta solamente enfrentar en simultáneas, en Moscú, a un grupo de menores de 18 años. Capablanca se enfrenta a 40 y Lasker a 20. Capablanca gana 38 partidas y entabla 2. Lasker, en cambio, es hecho papilla por los muchachos. Capablanca parte en gira de cuatro meses por las principales ciudades de la Unión, fascinado por el entusiasmo de aquel pueblo por el ajedrez.
Ese mismo año juega el torneo de Nottingham, ocupando otra vez el primer puesto. La novedad de este torneo es que también jugaron Euwe y Alekhine, que ocuparon el quinto y el sexto puesto. En esta ocasión Capablanca le ganó el encuentro personal a Alekhine, no sin ayuda de éste que se lanzó en una combinación equivocada, teniendo una posición favorable.
A partir de este año 36 empieza el ocaso definitivo de Capablanca.
En el año 37, en el torneo de Semering-Baden, comparte con Reshevsky el cuarto y el quinto puesto, detrás de Keres y Fine.
En las discusiones sobre el match de revancha con Alekhine, tercia la Fide, recién fundada y todavía sin mucha autoridad, a favor Flohr. Desde Cuba, Capablanca declara un ultraje esta decisión. La discusión se alarga. Entretanto Alekhine recobra el título, en el match de revancha con Euwe en 1937, cambiando de nuevo el curso de la discusión.
En el año 38 se dirige a Holanda, donde la mayor emisora radial del país organiza un torneo a dos vueltas, con los que se consideran los 8 mejores jugadores del momento. Se trata del famoso torneo del AVRO. Capablanca ocupa el séptimo lugar, aventajando a Flohr. Pierde contra Botvinnik y Euwe. El primer lugar lo ocupa Keres, invicto, seguido por el joven Rubén Fine. Euwe ocupa el cuarto lugar, Alekhine el sexto. Se cuenta que en una de las partidas que jugó con Alekhine le propuso tablas a través del árbitro, a tal punto habían llegado sus relaciones que ya ni se hablaban.
Apesadumbrado por sus resultados, regresa a Cuba. Es la primera vez que sufre un fiasco de estos. Está molesto con sus nuevos jefes que le negaron las 6 semanas que pidió libres para su preparación.
En 1939, en el Torneo de las Naciones, como se llamaba en aquella época la olimpiada mundial de ajedrez, lo vemos participando por Cuba. No pierde una sola partida y se hace merecedor a la medalla de oro al primer tablero. Como Alekhine también está presente, es el primer tablero de Francia, los directivos de la Federación Argentina de ajedrez ponen sobre el tapete nuevamente el tema del match desquite. Pero Alekhine se niega a discutir.
Se desata la segunda guerra mundial. Alemania invade Polonia. El judío polaco, Czepiorka, notable ajedrecista, es ahorcado. Más adelante Rubinstein, que también es judío y polaco, se salva milagrosamente de ser cremado en los hornos nazis.
En el año 41, Alekhine intenta salir de la Europa convulsionada. Desesperado, ahora sí es partidario de darle el desquite a su archi-rival, en las mejores condiciones. Ha escrito algunos artículos a favor de los nazis y después les ha criticado a éstos la muerte de Czepiorka. Pero a estas alturas Capablanca tiene minada su salud, a causa de la hipertensión arterial que viene padeciendo hace unos años.
En el año 41 muere el viejo Lasker en Nueva York.
A la edad de 54 años, muere el 8 de marzo de 1942, en Nueva York. La víspera le ha sobrevenido un ataque cerebral en las instalaciones del Chess Manhattan Club y es trasladado de urgencia a un hospital cercano.
La fragata José Martí es enviada a Nueva York en busca del cadáver. Es velado en el Capitolio Nacional y enterrado con todos los honores.
Capablanca ha sido junto con Fisher una de las personas que más ha contribuido a la difusión del ajedrez en toda América. Todavía hoy sus partidas, jugadas en un estilo claro y sólido hacen las delicias de aficionados y los jugadores de élite. E influyó decisivamente en las carreras de sus predecesores, por ejemplo en el caso de Karpov. Su calidad de juego ha sido comentada por todos los campeones que le han precedido. De él dijo Botvinnik: “es el jugador más completo que he conocido”.
Según Panov, Alekhine al final de su vida (murió en el 46) se liberó de todo sentimiento hostil hacia Capablanca y escribió en sus memorias: “Capablanca ha dejado prematuramente el mundo del ajedrez. Con su muerte hemos perdido al ajedrecista más genial que jamás existió”.
Capablanca y Alekhine jugaron un total de 47 partidas. Cada uno ganó 7 y las 33 restantes fueron tablas.

tumba de capablanca Capablanca, excampeón III

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Capablanca, excampeón II

                        Comentarios 0 comentarios

capablanca botvinnik Capablanca, excampeón II

Allá por el año 31, después de jugar y ganar holgadamente un torneo en Nueva York con un grupo de maestros norteamericanos, Capablanca se retira durante 3 años de la actividad ajedrecística oficial.
Cuba pasa por un momento difícil. El general Gerardo Machado, “el Mussolini tropical”, había ganado las elecciones en el año 24, pero se había ido convirtiendo en un dictador, fenómeno al que son curiosamente propensos los gobernantes de estas latitudes tropicales. El año 1931 es el año clave de la lucha del pueblo cubano contra la dictadura. Los hermanos de Capablanca se cuentan entre los insurrectos. La policía allana la casa de Capablanca, después de que se descubre que ha escondido a dos conspiradores. Entonces huye hacia Panamá, donde pone al descubierto ante la prensa mundial la delicada situación de su país.
Como es natural, con esta aventura pierde su puesto en la diplomacia, que lo ha acogido en su seno; seno que ha mamado ansiosa y constantemente, desde que le arrebatara el título a Lasker en el año 1921.
Después de unas sesiones de simultáneas por el pequeño país, toma un buque de cabotaje que lo lleva por la Costa Pacífica, parando en todos los puertos, y llega a Los Ángeles. Da unas simultáneas, generosamente financiadas por un banquero de Los Ángeles, y se dirige en tren a Méjico. Allí se reúne con su hermano Ramiro, que también está exiliado, y juntos hacen un extenso recorrido por las principales ciudades del país, dando simultáneas y conferencias. En la capital mejicana, se separa de su hermano, que sigue para Miami, donde se han refugiado muchos de sus paisanos.
Terminadas sus presentaciones en Méjico, recibe una invitación de su amigo Edward Lasker, desde Hollywood (California) para que se reúna con él,  mientras son invitados a algún torneo importante en Europa.
Este Edward era un pariente lejano del viejo Lasker. De nacionalidad alemana, vivía en Los Estados Unidos desde la primera guerra mundial. Suya es la famosa partida ganada a Thomas en el torneo de Londres 1911. Con las piezas blancas, después de una defensa holandesa, en la jugada 11 sacrifica la dama contra el enroque contrario, un regalo que es obligatorio aceptar, pues de lo contrario se recibe mate de inmediato. Y a base de jaques perpetuos, le baja el rey obligadamente hasta la última fila en la que le da mate. Lasker había ganado 5 veces el campeonato de Los Estados Unidos y era tan aficionado al juego de go, que intentó salir para el Japón, pero fue detenido en Europa, en los tiempos de la segunda guerra mundial.
Esta es la partida más famosa de Lasker y una de las más famosas de todos los tiempos:

Edward Lasker – Sir George Thomas, Londres 1911

1.d4 e6 2.Cf3 f5 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Ae7 5.Axf6 Axf6 6.e4 fxe4 7.Cxe4 b6 8.Ce5 O-O 9.Ad3 Ab7 10.Dh5!? De7?? (si ; 10…Axe5! 11.Dxe5 Cc6 o 11.dxe5 Tf5 gana un peón) 11.Dxh7+!! Rxh7 12.Cxf6+ Rh6 (12…Rh8 13.Cg6#) 13.Ceg4+ Rg5 14.h4+ Rf4 15.g3+ Rf3 16.Ae2+ Rg2 17.Th2+ Rg1 18.Rd2# 1-0

Para las estrellas de Hollywood la llegada de Capablanca es una sensación, especialmente para la actriz Kay Francis, que lo recibe en su mansión de Beverly Hills, en donde pasa una cómoda temporada. Piscina de agua tibia, buenas veladas con los amigos de la actriz, comida y alojamiento de lujo, ¿qué más pedir? De todas partes le llueven invitaciones para que participe en torneos, pero Capablanca las ignora.
Aburrido de las vacaciones en Beverly Hills, parte para Pasadena, donde le espera su amigo Lasker.
Entre tanto, las noticias que llegan de La Habana son inquietantes. El dictador ha caído y lo remplaza un gobierno provisional, con apoyo norteamericano. Pero a este gobierno que sólo dura un mes le sucede otro nuevo, a cargo de un ex-sargento de apellido Batista.
A petición de sus hermanos, regresa a su tierra, que ha sido sacudida. El pueblo, que es el que generalmente paga estos trastornos, ha puesto una buena cuota  de sangre. Aburrido y desconcertado, no sabe qué hacer. Hasta piensa retirarse del ajedrez. Pero lo citan de alguna dependencia del nuevo gobierno y lo reponen en su cargo; esta vez con sede en Washington.
Parte para los Estados Unidos y acomete con mucha seriedad su nuevo encargo. Acucioso, visita al embajador de la Unión Soviética con el propósito de proponer un intercambio comercial entre los dos países. El embajador lo invita a su país con todos los gastos pagados. Entusiasmado con el éxito de su gestión, Capablanca les escribe a sus jefes en Cuba, aclamándoles la importancia de establecer relaciones comerciales cuanto antes con los soviéticos. Pero su propuesta no les entusiasma en lo más mínimo. Pronto la prensa sale en contra suya, acusándolo de bolchevique internacional. Capablanca se defiende en vano: ha caído en desgracia. Le rebajan de categoría salarial y debe volver a Cuba.
Reaparece a finales del 34 para jugar el torneo de navidad de Hastings, en Inglaterra. El primer puesto lo ocupan Thomas, Euwe y Flohr. Capablanca ocupa el segundo lugar. Pierde con Thomas y Lilienthal.

En febrero parte para Moscú para tomar parte en el supertorneo del año 35. Los participantes son 20, de los cuales 8 son extranjeros y 12 locales. Se juega a vuelta sencilla. En la primera ronda, menospreciando a Riumin, permite una clavada que le cuesta la partida en la jugada 29. Pierde después con el viejo Lasker, con el que no jugaba desde hacía 11 años. En total, gana 7 partidas y entabla 10. Ocupa otra vez un cuarto lugar, después de Flohr, Botvinnik y Lasker. Después juega el torneo de Margate, ocupando el segundo lugar, después de Reshevsky.
Por último, de regreso a Cuba recibe la noticia de que Euwe le ha ganado el match a Alekhine. Según Panov, Alekhine se las había arreglado para perder. La prensa inglesa dice que Alekhine bebió durante todo el match. El caso es que perdiendo este match, el desquite con Capablanca queda postergado. Hay partidarios de que juegue un encuentro entre Capablanca y Euwe, pero Alekhine se opone enérgicamente.

capablanca 1925 Capablanca, excampeón II

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: , ,

Ajedrez en 3D

                        Comentarios 0 comentarios

ajedrez en 3d Ajedrez en 3D

Siempre se ha dicho que el ajedrez es como una especie de guerra entre ejércitos, en el que hay torres, caballeros, reyes, reinas etc. Pues bien, navegando por la web, me he encontrado con este Ajedrez en 3D, que simula perfectamente el escenario de una batalla ajedrecística, como si de una fortaleza se tratara. El rey y la dama están en lo más alto del tablero, simulando el poder sobre su ejército. El resultado es el que podéis apreciar en la imagen, el cual no es muy cómodo para jugar una partida de ajedrez, pero como elemento de decoración en una casa modernista quedaría de lujo. La empresa creadora de este peculiar ajedrez, se llama Please Enjoy, y la verdad que viendo sus otros inventos, no me extraña mucho que se les haya ocurrido esta idea del Ajedrez en 3D. ¿Os imagináis como se verían las clavadas o los ataques dobles? ¿Os gusta el invento?

Vía | Ajedrez 3D, tablero incluido – No puedo Creer

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: , ,

Capablanca, ex-campeón

                        Comentarios 1 comentario
jugadores de carlsbad 1929 Capablanca, ex campeón

Carlsbad, 1929

En apariencia, Capablanca tomó la pérdida del match con serenidad. Su idea en ese momento era mantener buenas relaciones con el nuevo campeón y tratar de reorganizar el desquite. Aunque, hay que decirlo, su conducta en este sentido había sido muy criticada, antes del encuentro; inclusive por el mismo Alekhine. Recordemos que Capablanca había subido de ocho a diez mil dólares el dinero que debía pagarle el retador al campeón, en el llamado reglamento de Londres.

Pero la pérdida del match sí lo afectó bastante.

Se queda dos semanas más en Buenos Aires, tratando de analizar sus errores y huyéndole a la prensa que lo acosa continuamente. Regresa en barco y hace escala en el Brasil, donde nuevamente da simultáneas. Cabizbajo y pensativo, arriba a La Habana el 18 de diciembre. Una comitiva silenciosa lo está esperando. Es de suponer que ninguno sabe cómo comportarse ni qué decirle. La única que sí sabe es su esposa, que a través de la prensa se ha informado de las aventuras de su inquieto marido con la bella y cariñosa Gloria Guzmán, estrella del cine argentino, a la que hay que anotarle por lo menos dos puntos: la primera y la segunda partida.

Se cuenta que pasó ocho meses encerrado en casa de La Habana, saliendo poco y pensando mucho, y tratando de reorganizar su maltrecho matrimonio.

En unas declaraciones para el New York Times dice que en el match desperdició tantas oportunidades que hubiera podido ganar no uno sino dos matches; que Alekhine había estado de suerte y él no; que Alekhine había jugado bien los finales pero mal los medio-juegos. Y terminó con unas palabras extrañas: “en los últimos tiempos perdí gran parte de mi amor por el ajedrez, puesto que estoy seguro de que éste llegará pronto a su fin”. Ese fin, por fortuna no ha llegado todavía. Por el contrario, como ya lo han dicho otros, el ajedrez no envejece.

Después propuso modificar el reglamento de Londres, redactado por él, para que las partidas ganadas no fueran seis sino menos y que el número de partidas máximo fuera de 16. Esto no hizo más que fastidiar a Alekhine, que con toda razón dijo que el match de desquite se jugaría en las mismas condiciones que el de Buenos Aires.

En agosto del año 28 sale para Alemania, donde le han invitado a jugar el torneo de Bad Kissigen. Entre los jugadores más renombrados están Euwe, Bogoljubow, Rubinstein, Nimzowish, Reti, Marshall, Tartakower, Spielmann, Yates, Mieses y Tarrasch; 12 en total. Capablanca ocupa el segundo lugar, después de Bogoljubow. Pierde una partida con Spielmann, gana 4, una de ellas a Bogoljubow, y entabla 6.

En vista de su triunfo, Bogoljubow se apresura a retar a Alekhine y éste con mayor rapidez aún acepta el reto, posponiendo los anhelos de Capablanca de un pronto desquite.

En esa misma gira juega y gana un pequeño torneo en Buda-Pest y luego gana también el torneo internacional de Berlín.

El año 1929 mejora sus resultados. En la primavera ocupa el primer puesto en un torneo pequeño de Ramsgate. Y en agosto se presenta al torneo de Carlsbad, torneo que reunió a la flor y la nata del ajedrez de la época, exceptuando a Alekhine y Lasker.

Con 22 participantes, éste es el primer torneo importante de la historia en el que participa una mujer, Vera Menchik. Aunque ocupó el último lugar, les ganó a Becker y a Saemisch. De origen ruso pero nacionalizada inglesa, la señora Menchik se propuso participar solamente en torneos para hombres, ocasionándoles a éstos no pocas preocupaciones. El jugador austríaco Becker propuso burlonamente crear el Club Masculino Menchik, con los que perdieran con ella. Pero con el tiempo este club tuvo muchos socios importantes, entre ellos el propio Becker, además de Euwe, Jacques Mieses, Lajos Steiner, Frederick Yates, Edgar Colle, Fritz Säemisch y George Thomas.

Capablanca comienza cediendo 5 tablas. Con Saemisch pierde pieza en la jugada 10 y un poco más adelante la partida. La segunda derrota se la da Spielmann. Le han perdido el respeto que le tenían antes. En sus partidas con Rubinstein, Euwe y Thomas está perdido, pero se salva de milagro gracias a los errores de los otros. Ocupa el segundo-tercer puesto con Spielmann, después de Nimzowish, con el que entabla su encuentro.

Cuenta Panov, que en el torneo de Carlsbad Alekhine no jugó, pero asistió como invitado especial; inclusive se le permitió franquear la barrera que alejaba al público y mirar de cerca el desarrollo de las partidas. Cuando se acercó a la mesa donde jugaba Capablanca, éste les envió dos notas escritas a los jueces, pidiendo que sacaran a Alekhine de la sala. ¡Nada menos que al campeón mundial! Una niñería a la que no le prestaron atención. Para esos días ya las relaciones entre ellos estaban terminadas. A su vez, en enero del año siguiente, en el torneo de San Remo, Alekhine aceptó participar cobrando previamente un fijo de 20.000 liras, suma que ascendería a 40.000, en caso que Capablanca fuera invitado. Y después puso trabas en otros torneos para excluir a Nimzowish y Spielmann.

En Carlsbad, como en torneos anteriores, Capablanca tuvo muchos altibajos. Pero quedó claro que era el más opcionado para retar a Alekhine. En este torneo Bogoljubow ocupó el octavo lugar. Y Alekhine que venía elogiándolo por la prensa no tuvo más remedio que callar. Pero, como lo hemos dicho, ya estaba pactado el encuentro entre ellos. El match se realizó en septiembre del año 29, y lo ganó sin muchas dificultades Alekhine. Pactado a 30, quedó definido en la partida 26, después de 8 ganadas por Alekhine, 3 perdidas y 15 tablas.

Debe haber incómodo para nuestro hombre haber vivido con esa espina por dentro. Pensar que había sido destronado a causa de su mala suerte y no tener la oportunidad de demostrarlo. Pero a todo se tiene que acostumbrar la criatura humana…

El año 29 lo terminó ganando un torneo de segundo orden en Barcelona y terminó invicto en el torneo de navidad de Hastings. Pero al año siguiente, también en Hastings quedó de segundo, después de Euwe, al perder frente al jugador indio Sultan Khan.

“Mientras tanto Alekhine –dice Panov-, que tomó parte en el torneo de San Remo de 1930, notable por la calidad de sus participantes, deslumbró por su brillante juego, y conquistó el primer puesto con 3 ½ puntos de ventaja sobre Nimzowish, que fue el segundo. En el siguiente torneo, el de Bled en 1931, Alekhine superó al segundo, que resultó Bogoljubow, ¡por cinco puntos y medio! Era obvio que Alekhine se encontraba en su apogeo, y que Capablanca, que con toda evidencia había aflojado como deportista, difícilmente podía contar con la recuperación del título de campeón del mundo, aunque en Holanda (año 1931) le había ganado a Euwe un match con el resultado de +2 -0 =8.”

Alekhine estaba en el esplendor de sus fuerzas, mientras que Capablanca iba en descenso. Es difícil saber qué hubiera pasado de haberse concretado el match… Lo que quedó claro es que Alekhine no estaba interesado en darle la revancha.

En la entrega próxima veremos los últimos años de Capablanca, cuya salud iba desmejorando penosamente con los años.

capablanca euwe 300x217 Capablanca, ex campeón

Match Capablanca - Euwe

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Campeonatos mundiales del pasado (VI)

                        Comentarios 3 comentarios
alekine capablanca en buenos aires primera partida2 300x162 Campeonatos mundiales del pasado (VI)

Capablanca vs Alekhine, primera partida del match

Buenos Aires, 1927.
Está convenido que el que gane seis partidas gana el match; no cuentan las tablas. En caso de llegar a 5:5, el campeón conserva el título. El gran maestro Spielmann ha dicho que Alekhine no ganará una sola partida. Más optimista, Bogoljubow dice que puede ganar dos. Al partir para la Argentina, Alekhine le ha dicho a un amigo que no sabe cómo podrá ganarle 6 partidas a Capablanca, pero que tampoco sabe cómo éste podrá ganarle 6 a él. En ése momento ambos jugadores están en las mejores condiciones físicas. Capablanca tiene 39 años y Alekhine 35.
Para la ceremonia inaugural, el día 16 de septiembre, se presentan el presidente de la República, doctor Marcelo Torcuato de Alvear, y su consejo de ministros. Tras unas breves palabras del doctor Alvear, se hace el sorteo de las piezas; al campeón le corresponden las blancas. Después de salir con peón de rey, juega con cierto descuido, sin advertir la debilidad de su primera fila. A la altura de la jugada 16 cae en una combinación sencilla y pierde un peón. En desventaja de material y en posición inferior, trata de complicar las cosas y sacrifica otro peón. Pero Alekhine no se deja enredar. Y en la jugada 43 se impone por primera vez en su vida sobre su rival.
Después de la partida se riega el rumor de que Capablanca ha pasado la víspera enrumbado con Gloria Guzmán, una estrella del cine argentino, cuyos encantos lo tienen algo disipado. Para la segunda partida, la estrella está sentada en primera fila, acosándolo con  sus miradas. Alekhine ha salido mal de la apertura. Y con un poco de presión Capablanca hubiera podido emparejar el score. Pero pueden más las miradas de la muchacha. Y propone tablas en la jugada 19.
Gana la tercera brillantemente. Sus fanáticos, que son muchos, respiran tranquilos. Las partidas 4, 5 y 6 terminan en tablas. En todas se juega el gámbito de dama. En la 7ª, nuevamente con blancas y jugando con gran energía, sin enrocarse, gana Capablanca. Aventaja a Alekhine en un punto. Las partidas 8, 9  y 10, también son tablas. Capablanca  se pone muy nervioso y hace que retiren el público de la sala, alegando que hacen mucho ruido. En la 11 se impone con gran fuerza Alekhine, en un nuevo gámbito de dama, y empareja las acciones. Alekhine gana también la 12 y se pone por encima del marcador. De la 13 a la 20, nuevas tablas.
Capablanca todas las noches juega cartas, dominó y billar. Y hasta en el hipódromo es visto apostando. Y como si fuera poco, por ahí ha resultado otra estrella con la que se pasea del brazo por la Avenida Corrientes.
Pierde la partida 21. Tablas de la 22 a la 28. En la 27, en una posición ganadora, después de un jaque desesperado de Alekhine, Capablanca mueve el rey a una casilla equivocada y debe contentarse con las tablas. Gana la 29, no sin cierta ayuda de su adversario que deja perder dos ocasiones de tablas. Con el marcador va 4-3, en contra de Capablanca, éste se veía derrumbado, según dijo después Alekhine.
De la 30 a la 34 Alekhine gana otras dos y entablan tres. La partida 34 está aplazada en posición inferior para Capablanca. Al otro día no se presenta a jugar y manda una nota dándole por ganada la partida a su adversario, que se convirtió en el campeón número 4 de la historia del ajedrez. En resumen, Alekhine gana 6, entabla 25 y pierde tres. Han jugado 32 gámbitos de dama rehusados, una india de dama y una defensa francesa. Después de este fracaso Capablanca nunca volvió a jugar peón de rey.
Mucho se ha dicho y pensado sobre lo que pasó en Buenos Aires. Pero lo que es seguro es que la preparación de Alekhine fue mejor. Ésta incluyó un análisis detallado del juego de Capablanca, que apareció escrito después del         match. Veamos algunos de sus apartes, tomados del libro “Capablanca” de Panov:
“Aperturas. El propio Capablanca había manifestado en uno de sus libros que en cada certamen jugaba únicamente una o dos aperturas o una o dos variantes de la misma apertura. Pero este reducido repertorio ha sido profundamente analizado por él, y con la mayor precisión. Si los conocimientos de Capablanca nunca fueron polifacéticos, en cambio son de una profundidad impresionante y antes que nada sumamente racionales. Este económico método analítico en lo que concierne a las aperturas de ninguna manera puede merecer la desaprobación… Parecería que una deducción inmediata y lógica de la citada observación sería que en el match hubiera sido ventajoso, dentro de lo posible, cambiar las aperturas mismas o sus variantes para obligarlo al rápido abandono de los caminos trillados. Tal deducción habría sido correcta si no fuera por una particularidad de Capablanca que se interpone de manera inconfundible en toda su actividad creadora y que en los últimos años alcanzó contornos gigantescos. ¡Esta particularidad es el instinto de conservación, en nombre del cual había sacrificado tantos proyectos hermosos y tentadores y había puesto en columnas abiertas tantos pares de torres para cambiarlos! Este instinto, a cuyo servicio está casi totalmente la finísima intuición de Capablanca, condena al fracaso cualquier intento de superarlo por medio de una continuación sorpresiva en la apertura. Realmente yo, por lo menos, no conozco ningún caso en que Capablanca fuera sacado de la huella que seguía… Jamás estuvo a punto de perder a causa de una combinación sorpresiva de su rival en la apertura.”
Continua diciendo Alekhine que con las piezas blancas decidió no entorpecerle de ninguna manera a Capablanca su deseo de buscar la solución de problemas de aperturas por medio de las simplificaciones, teniendo en cuenta que en algunos casos esto puede comprometer su posición. Pero que con las piezas negras no se prestó para tanto cambio, aunque sin rechazarlos, teniendo en cuenta que las debilidades se acentúan con las simplificaciones. Pero hay otra cosa: el que está jugando a entablar de alguna manera está en desventaja.
Más adelante dice que Capablanca, confiado en su gran capacidad intuitiva, en el medio juego se conformaba la mayoría de las veces con movimientos buenos, sin esforzarse en buscar los mejores. Y esto lo llevó a perder la costumbre de concentrarse.
Respecto a los finales, dijo: “sobre el arte de Capablanca en esta última y semi-técnica etapa de la partida había aún más leyendas que sobre el medio juego y las aperturas. Todas estas exageraciones tenían por origen el hecho de que Capablanca había vencido a Lasker, cuya pericia en los finales, sobre todo en los complicados y no puramente técnicos, se mantuvo durante dos décadas a una altura inalcanzable. Sin embargo, llama la atención la cantidad de posibilidades que desperdició Capablanca en los finales conducidos por él”.
Después de la muerte de Capablanca, Alekhine dijo que no sabía cómo había hecho para ganarle. “En 1927 yo no creía que fuera superior a él. Es posible que las principales causas haya que buscarlas en su exagerada apreciación de sus propias fuerzas y en la subestimación de mi juego”.

mesa fichero reloj y asientos del match de 1972 300x225 Campeonatos mundiales del pasado (VI)

Mesa, fichero, reloj y asientos en los que se jugó el encuentro

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

El ajedrez Staunton

                        Comentarios 4 comentarios

bcs sets1 El ajedrez Staunton

Se denomina así al diseño de piezas seleccionado en 1924 por la Federación Internacional de Ajedrez  (FIDE) para ser utilizado en todas las competiciones oficiales. Debe su nombre a Howard Staunton (1810-1874) un estudioso de Shakespeare y un gran campeón de ajedrez.

El ajedrez Staunton fue diseñado por Nathaniel Cook, que registró sus dibujos en el Registro de Patentes el 1 de Marzo de 1849. Puede que fuera la primera ocasión en que se utilizaba un nombre famoso para promocionar un producto comercial. En aquella época los juegos de ajedrez eran fabricados artesanalmente por los hábiles torneros y tallistas de John Jaques and Son en Hatton Garden. Gracias a la promoción del ajedrez a través de su columna en el London Illustrated News, el diseño fue un éxito inmediato. Cada juego se vendía con un fascimil firmado por el propio Staunton que recibía una comisión por cada juego vendido. En un ajedrez Staunton original las piezas no era pintadas a posteriori sino que se fabricaban en dos tipos distintos de madera: clara y oscura. La presentación del nuevo ajedrez se basaba en el estilo neoclásico con piezas que eran símbolos de la respetable sociedad victoriana: una mitra obispal, coronas para el rey y la reina, un caballo tallado como los de los mármoles de Elgin y una torre moderna de líneas clásicas. La forma de los peones recuerdan a la de los balcones de los edificios victorianos londinenses.

También hubo innovaciones prácticas: por primera vez se estampaba un emblema de la Corona en una torre y un caballo de cada bando para identificar su posición en el lado del rey del tablero. Los juegos de ébano y boj se lastraban con plomo para proporcionar estabilidad y dar la sensación de que las piezas flotan sobre el tablero. Además la parte inferior de cada pieza se cubría con fieltro para reforzar esa sensación. La altura del rey es aproximadamente 9,5 cm y las casillas de los tableros 5,5 cm. Para saber si tu juego de piezas mantiene la proporción adecuada con tu tablero hay una regla sencilla: la altura del peón tiene que coincidir con el lado del escaque (cualquiera de los 64 cuadrados)

Diferentes modelos

Diferentes estilos de ajedrez Stauntonjaques1895chesssetf El ajedrez Staunton

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: