DEFENSA SICILIANA VARIANTE DEL DRAGÓN PARTE 1

MN David Rangel Tapia

El ajedrez desarrolla el pensamiento eficiente. La teoría de la Inteligencia Múltiple es un modelo propuesto por Howard Gardner, en el que la inteligencia no es vista como algo unitario, que agrupa diferentes capacidades específicas con distinto nivel de generalidad, sino como un conjunto de inteligencias múltiples, distintas e independientes. Gardner define la inteligencia como la “capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas”. Diferenciar los ejemplos que nos enseñan a progresar en ajedrez, se ha convertido en una necesidad inevitable del pensamiento. Hoy tenemos bases de datos con millones de jugadas. Aprendemos a partir de la Experiencia y de la Razón. En este artículo sobre Teoría de Aperturas, inicio una exposición sobre la Defensa Siciliana Variante del Dragón con sus diferentes esquemas como Maroczy, Dragón Acelerado y el Ataque Yugoeslavo. Es imposible y sumamente complicado intentar abarcar todo “o dar recetas para ganar siempre”. Las culturas son cada vez más complejas y exigen una forma de pensamiento eficiente, concreto, para resolver los problemas de la vida diaria. El ajedrez es un curso de lógica que educa nuestro pensamiento para tener ideas correctas y ordenadas. Aprendemos de las ideas y de los ejemplos. Por ello a manera de introducción quiero invitarlos a reproducir en este visor la partida entre Yates-Voigt jugada en el año de 1911. Es una B27.

<iframe scrolling = “no” width = “400″ frameborder = “0″ height = “580″ src=”http://www.chessvideos.tv/replayer-insert.php?id=14547” style = “border: 1px solid black;”></iframe>

La Defensa Siciliana tiene más de 500 años. Algunos historiadores plantean que Luis Ramírez Lucena la había analizado en su famoso libro “Repetición de amores y el arte del Ajedrez”, publicado en 1496. Posteriormente alrededor del año 1620, Greco el Calabrés, había citado en un Tratado de la época il giuoco siciliano. Asimismo, en los años 1842-1843, K. Janish la mencionó en su libro “Nuevas aperturas del juego de Ajedrez” y unas décadas después también lo hizo Luis Paulsen. No obstante, hasta la segunda mitad del siglo XX la Defensa Siciliana no encontró serios abanderados, de ahí que los Maestros Clásicos del Ajedrez, al menos entre 1850 y 1930, no la hayan incorporado a su repertorio habitual. Considerada en la actualidad como la Defensa de mayores posibilidades para ganar contra 1.e4. La Defensa Siciliana es un engendro asesino que integran las variantes del Dragón, Najdorf, Scheveningen, Paulsen-Taimanov, Sveshnikov o Pelikan y otras menos conocidas, que en manos de jugadores como M. Tal, L. Polugaevski, R. Fischer, V. Anand y G. Kasparov, entre otros, constituyeron y constituyen armas muy peligrosas. Pues esa arma mortal fue utilizada por Capablanca contra Ed. Lasker en el Torneo de Nueva York en 1924 (0-1), vs F. Bogatirchuk en Moscú/25 (0-1) y Merenyi en Budapest/28 (0-1), contra A. Nimzowitch en Karlsbad/29 (Tablas en un Maroczy por transposición de jugadas) y Emmanuel Lasker en Moscú/36 (0-1), contra Paul Keres en Semmering Baden/37 (Tablas) y contra Milner-Barry en Margate/39 (Tablas). Es excepcionalmente aleccionadora la partida que Capablanca le ganó al gran Lasker en el fuerte Torneo de Moscú/36.

<iframe scrolling = “no” width = “400″ frameborder = “0″ height = “580″ src=”http://www.chessvideos.tv/replayer-insert.php?id=14549” style = “border: 1px solid black;”></iframe>

Si bien es cierto que la partida Lasker-Capablanca fue una B58, el ejemplo demuestra que la inestable estructura de peones facilita la culminación de las partidas en una masacre. La idea principal de la Defensa Siciliana es, por parte de las negras, contraatacar en el centro del tablero con un peón lateral desde la primera jugada. De esta manera, si las blancas quieren recuperar el dominio de la casilla d4, deberán realizar el cambio con el peón central de dama, cosa que suele ocurrir en muchísimas de las variantes abiertas de esta defensa. Las negras, al mover su peón de alfil dama y dejar semiabierta la columna c, prácticamente están obligadas a realizar el enroque por el ala de rey. Como contrapartida, consiguen numerosas posibilidades de ataque por el flanco de dama y dicha columna sirve de corredor para las torres en el medio juego. No obstante, para conseguir movilizar el centro, es necesario controlar la casilla d5, a lo cual se opondrán las blancas. A cambio de presentar desventaja posicional en el centro, las piezas blancas tienen gran libertad de movimiento, y pueden organizar fuertes ataques contra el negro, tanto en el ala de rey como en el de dama. Eso sí, las blancas no deben esperar a ver qué hacen las negras, cuando estas lancen el ataque será demasiado tarde, y deben tomar la iniciativa. Las negras suelen aprovechar la columna c semiabierta colocando una o ambas torres e incluso la dama. El punto fuerte c4 suele ser aprovechado para colocar un caballo muy molesto. No obstante lo dicho, son muchas las variantes y las ideas estratégicas diferentes que aparecen en cada una. Variante del Dragón. Defensa siciliana. Variante del dragón La Variante del dragón es una de las más populares de la Defensa siciliana, y una de las más peligrosas para las blancas, pero el negro debe estar dispuesto a soportar los embates del Ataque yugoslavo. El nombre de esta variante se debe a que la estructura de peones del negro recuerda, con un poco de imaginación, a la cola de un dragón y a la constelación Dragón. También es un nombre adecuado debido al carácter agresivo y peligroso de esta variante. Se trata de una variante aguda con la que negras pretenden asegurar la defensa de su rey. Está caracterizada por las jugadas: 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 Ésta sería la variante principal con la que negras preparan el fianchetto de su alfil de negras en g7 y posteriormente el enroque. Es importante la jugada 4…. Cf6 ya que de lo contrario se permitiría la jugada 5.c4 y las blancas plantearían la formación Maroczy, complicando la partida a las negras. De hecho, la formación Maroczy es interesante plantearla en otras líneas, aunque en ellas no es tan buena como contra la variante del Dragón. La idea del Dragón es clara. El fianchetto del alfil en g7 controla el centro y apunta al ala de dama, donde suele situarse el rey blanco. Además, el centro se verá atacado tanto desde el ala de rey como desde el ala de dama. Tiene un peligro, y es que el alfil en g7 permite un ataque muy rápido, hasta el punto de que las blancas pueden enrocar largo para aprovechar la situación de la torre en h1.

<iframe scrolling = “no” width = “400″ frameborder = “0″ height = “580″ src=”http://www.chessvideos.tv/replayer-insert.php?id=14550” style = “border: 1px solid black;”></iframe>

La Defensa Siciliana debe su nombre al hecho de que en el siglo XVIII Jacob Henry Sarratt divulgase que el inventor de la defensa era el siciliano Pietro Carrera. Se la consideró una defensa menor hasta que Luis Charles de la Bourdonnais la empleó con éxito en su encuentro contra Alexander Mac Donnell en 1834. Su espaldarazo definitivo lo obtuvo de los grandes campeones de la segunda mitad del siglo XX. Goza de un gran prestigio entre los jugadores de cualquier nivel debido a su carácter agresivo, a la flexibilidad de las posiciones que otorga y, de manera significativa, al hecho de haber sido adoptada por varios campeones mundiales. Las diferentes modalidades de esta defensa dan origen a heterogéneos planes de ataque y contraataque, de ahí que la Defensa en sí haya sido subdividida siguiendo la historia de su riqueza conceptual y de los jugadores más famosos que la han popularizado, o incluso de los lugares en que por primera vez apareció alguna idea. Se encuentran así la Najdorf, la Scheveningen, la Sveshnikov (o Pelikan), la Dragón, y la Paulsen, entre otras. Pietro Carrera (1573-1647) fue un jugador de ajedrez siciliano, sacerdote, y escritor. En su libro Il Gioco degli Scacchi (1617), Carrera escribió sobre los orígenes del ajedrez, el hecho de probabilidades (por ejemplo, en Pion coiffé hándicap), el juego final de ajedrez, el ajedrez y los ojos vendados. Fue conocida por un feudo en 1634 con Alessandro Salvio después de que él (Carrera) sugiere una mejora de Salvio del análisis de la variación Abrahams. También inventó una variante de ajedrez de 8×10 escaques (Carrera del ajedrez), un predecesor de Capablanca de ajedrez.

El Dragón acelerado, la formación Maroczy y el ataque Yugoslavo. Defensa siciliana. Formación Maroczy. Es posible pensarse plantear la variante Dragón con el fianchetto acelerado del alfil. La idea es exigir que el caballo de d4 se coloque en otra casilla, pero no es necesario hacerlo en la siguiente jugada y el blanco puede jugar 5.c4 planteando la formación Maroczy. Salvo en esta línea, con el Dragón acelerado las negras están bien, pero con esta línea las negras están restringidas en espacio. Con 5.c4 la configuración de peones cambia y por ende deben cambiar los planes tanto del negro como del blanco. Se controla la casilla d5 por lo que suele prepararse la ruptura previa b5 y con las condiciones adecuadas jugar si d5. Es un esquema análogo a la Pirc y a la India de Rey.

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Formación Maroczy

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Cf6 6.Cc3 Cxd4 7.Dxd4 d6

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7 6.Cc2 d6 7.Ae2 Ch6

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7 6.Ae3

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.c4 Ag7 6.Ae3 Cf6 7.Cc3 Cg4

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cxc6

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cc3

1. e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cc3 Ag7 6.Ae3 Cf6 7.Ac4

En el dragón acelerado existe también una buena opción para las blancas llamada ataque yugoslavo. En esta variante el blanco debe seguir un estricto orden de jugadas pero puede obtener muy buenos resultados. Sin embargo, si este orden no se respeta, el negro tiene varios caminos para obtener ventaja.

La idea del Dragón es clara. El fianchetto del alfil en g7 controla el centro y apunta al ala de dama, donde suele situarse el rey blanco. Además, el centro se verá atacado tanto desde el ala de rey como desde el ala de dama. Tiene un peligro, y es que el alfil en g7 permite un ataque muy rápido, hasta el punto de que las blancas pueden enrocar largo para aprovechar la situación de la torre en h1.

<iframe scrolling = “no” width = “400″ frameborder = “0″ height = “580″ src=”http://www.chessvideos.tv/replayer-insert.php?id=14551” style = “border: 1px solid black;”></iframe>

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.Dd2

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.Dd2 0-0 9.0-0-0

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.Cb3

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.f4 Db6 10.e5

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Dd2

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Cxa5 Axe2 13.Dxe2 Dxa5 14.g4

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Ad3

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 Ae6 10.f4 Ca5 11.f5 Ac4 12.Ad3 Axd3 13.cxd3 d5

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3:1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.Ae2 Cc6 8.0-0 0-0 9.Cb3 a5

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 Ataque yugoslavo. Por transposición 6.f3 Ag7 7.Ae3

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 a5

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 Ad7

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 Ad7 10.0-0-0

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.Ac4 Ad7 10.0-0-0 Da5 11.Ab3 Tfc8 12.h4

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.0-0-0

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0-0 8.Dd2 Cc6 9.0-0-0 Db6

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae2

1. e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.f4 planteando una celada llamada Trampa de Czerniak, que, si bien las negras contrarrestan, no compromete la posición de blancas.