En el medio juego es de principal importancia elegir correctamente el plan según la naturaleza de la posición. Por eso, es fundamental salir de la apertura con ventaja o, por lo menos, con igualdad, lo que nos dará confianza para ir progresando paulatinamente. Es importante la concentración, el ánimo de ganar y la voluntad de esforzarse durante la partida. Hay que ir situando las piezas en posiciones favorables de cara a la tercera fase de la partida: el final

medio juego1 El medio juego en el ajedrez

Al analizar una partida, no debemos limitarnos simplemente a mirar su apertura y medio juego: debemos dar un paso más y estudiar las posiciones parecidas a la que se nos ha presentado. En el ajedrez, las personas que desean progresar no regatean esfuerzos en analizar, estudiar y comprobar posiciones.
La experiencia es un grado. Recomiendo el uso del ordenador más bien para «cazar» a un adversario comprobando su juego y viendo los posibles errores que ha cometido.
En el medio juego es recomendable dosificar las fuerzas. Los finales son difíciles y requieren una buena técnica. Es posible que al llegar a él notemos el cansancio acumulado en las fases anteriores de la partida. Hay que señalar que el ajedrez supone un desgaste físico y mental importante, hasta el punto de que a lo largo de un torneo puede llegarse incluso a perder peso.

medio juego 1 El medio juego en el ajedrez

Cuando se participe en un torneo a ronda diaria, sugiero que se memorizen mentalmente posiciones del medio juego de partidas de posibles adversarios u otros jugadores. Es conveniente fijarse en los mejores jugadores y comparar más tarde el plan que ellos han seguido y el que hubiésemos seguido nosotros. Así obtendremos un doble beneficio: por un lado, mejoraremos nuestro juego; por otro, descubriremos muchas lagunas en el juego de otras personas y nos será fácil decidir cómo tenemos que jugar con nuestro futuro adversario, si hemos de practicar un juego posicional o táctico.
Si nuestro adversario es un maestro, recomiendo jugar de manera combinativa: un juego posicional a la larga es mucho más fácil para el maestro, ya que tiene una gran experiencia como profesional del ajedrez.