karpov 1981 Encuentros entre Karpov y Korchnoi II

Empiezo con una aclaración al artículo anterior. Cuando hablo de los dos K, me estoy refiriendo a Karpov y Kasparov. Pero antes de pasar a examinar el tema me pareció conveniente hablar de los antecedentes de sus encuentros. Y necesariamente había que hablar de los matches jugados entre Karpov y Korchnoi, para que el lector se familiarizara con el ambiente de la época. La confusión se debe a que Korchnoi también empieza por K.
Y entre otras cosas, en esos encuentros con Korchnoi es donde debe buscarse el origen de la grandeza de Karpov. El hecho de que desde la edad de 23 años hubiera empezado a batirse con un hombre de la trayectoria de Korchnoi lo transformó. Korchnoi a sus 78 años sigue jugando de tú a tú con la plana mayor y así lo ha hecho desde Botvinnik hasta Anand, para no mencionar sino campeones mundiales.
¡No olvidemos que Karpov y Korchnoi, desde el año 74 hasta el 81, se enfrentaron 74 veces! Y no es extraño que Karpov ostente todavía hoy el record del jugador del mundo que ha ganado el mayor número de torneos en la historia.
Sigamos, entonces, con nuestros antecedentes.
En el año 81, en la ciudad de Merano, Italia, se disputó nuevamente el campeonato mundial entre Karpov y Korchnoi. Antes del encuentro, Korchnoi tuvo que sacar del camino a Hubner y a Polugaevski. Pero esta vez perdió el match con Karpov en 18 partidas, con las mismas condiciones del anterior. Logró ganar apenas 2 partidas. La prensa llamó a este match “La masacre de Merano”. Las condiciones políticas en que se jugó fueron muy parecidas a las del año 81, puesto que la esposa y el hijo de Korchnoi seguían detenidos en la Unión Soviética.
Para Karpov seguramente fue un descanso grande quitarse de encima a este hombre que se había convertido en un enemigo personal. Esta fue la última vez que Korchnoi disputó un campeonato mundial.
Para la época en que Korchnoi se escapó de la Unión Soviética reinaba un sistema que algunos denominaron Totalitarismo. Un solo partido era dueño absoluto del pensar, el actuar y el sentir de sus afiliados. Y por fuera de ese partido no había salvación. A los disidentes se les consideraba locos. Y eran sometidos a tratamientos siquiátricos.
Y, el ajedrez, una actividad tan importante en la vida de la Unión Soviética, no escapaba a ese destino.
Otra víctima del sistema era Kasparov. Cuando venía abriéndose paso, contra viento y marea, notó que lo querían dejar a un lado. Entonces preguntó qué pasaba con él, que lo excluían de los mejores eventos.
“Por el momento tenemos un campeón mundial y no necesitamos otro”- fue la irónica respuesta del jefe del departamento de ajedrez del comité deportivo, Nikolai Krogius, ante el interrogante de Kasparov. Entonces éste entendió que querían detener su avance, de tal manera que no se convirtiera en un obstáculo en la carrera de Karpov.
Y pensándolo ahora, a la distancia, quién sabe qué le hubiera pasado a Karpov si hubiera perdido algunos de esos encuentros con Korchnoi. Spasky cayó en desgracia por haber perdido el título; y Taimanov, que era un importante pianista, después del 6-0 frente a Fisher, parece que no pudo volver a dar sus conciertos.
Para fortuna de todos, llegó la Perestroika y modificó aquello. Tras la muerte de Chernenko, el oscuro personaje Secretario General del Partido Comunista, ocupó el cargo Gorbachov, que llegaba con ideas renovadoras. Y Kasparov tuvo que buscar sus aliados en la Perestroika para sacudir esos paquidermos que estaban anquilosando el ajedrez soviético.
Para la próxima entrega empezaremos, ahí sí, con el primer encuentro de los dos K, en el año 84.
Veamos por último unas declaraciones que dio Karpov, en el año 2006, a propósito del match del 78:
– “Usted ni siquiera se imagina qué clase de sobrecarga es eso para el sistema nervioso. Estuve en Filipinas ciento diez días, cuando jugaba mi duelo contra Korchnoi. Y el interés hacia el enfrentamiento no bajó ni el último día. Parecía que todo el mundo estaba entonces en Baguio: cientos de periodistas, aficionados al ajedrez de todos los rincones del planeta… Un match tan largo es ahora imposible, claro. Hoy en día incluso uno de 24 partidas parece demasiado largo. Según mi punto de vista, la cantidad óptima de partidas es 16 o 18, que puedan jugarse en 32 días. Si dura más, es difícil mantener el interés del público y de la prensa.
Veamos la partida 32 del match de Baguio, tomada de la página tabla de Flandes, del gran maestro paraguayo Zenón Franco.
Anatoly Karpov – Viktor Korchnoi
Defensa Benoni [A43] Campeonato del Mundo, Baguio City (32), 1978.
1.e4 d6 2.d4 Cf6 3.Cc3 g6 4.Cf3 Ag7 5.Ae2 0–0 6.0–0 c5 [Una jugada muy poco practicada hasta ese entonces.] 7.d5 [Korchnoi quedó sorprendido por la rapidez con que Karpov reaccionó a su sorpresa anterior, la posición pasa de una Defensa Pirc a una Benoni.] 7…Ca6 8.Af4 Cc7 9.a4 b6 10.Te1 Ab7 11.Ac4! Ch5 [Esta jugada fue muy criticada, aunque Kasparov considera que no es un error.] 12.Ag5 Cf6? [Kasparov comenta que esta sí es una equivocación. Era necesaria 12...h6 y tras 13.Ah4 ( o bien 13.Ae3 e6! 14.Dd2 exd5 15.exd5 g5) 13...g5 14.Cd2 Cf4 15.Ag3 Cg6 16.Cf3 a6 en ambos casos las negras logran buen juego que compensa su debilidad estructural, comenta Kasparov.] 13.Dd3 a6 14.Tad1 Tb8 15.h3 ["Exceso de precaución" indica Kasparov, ya era tiempo de la ruptura 15.e5! y tras 15...dxe5 16.Cxe5 todas las piezas blancas están en posiciones ideales.] 15…Cd7 16.De3 Aa8! [Las negras logran reaccionar con b5, es verdad  que a costa de permitir el cambio del importante Ag7.] 17.Ah6 b5 18.Axg7 Rxg7 19.Af1 Cf6 20.axb5 axb5 21.Ce2 Ab7?! [Lógica, para poder ocupar la columna a, pero era mejor 21...e6 22.dxe6 Cxe6 23.Cg3 Dc7 y las piezas negras logran actividad, con posición razonable.] 22.Cg3 Ta8 23.c3 Ta4 24.Ad3 Da8!? 25.e5! [La ruptura latente hace su aparición, y el rey negro corre peligro, pero no es algo decisivo.] 25…dxe5 [En caso de 25...Cfxd5? hay mate con la bonita combinación 26.Ch5+! gxh5 27.Dg5+ Rh8 28.Dh6 f5 29.Cg5 etc.] 26.Dxe5 Ccxd5 27.Axb5
["Aún sin ser notado por nadie, es posible que este sea el momento culminante de todo el drama de Baguio" Kasparov.] 27…Ta7? [En opinión de Kasparov era esencial, tras la mejor línea para ambos bandos 27...Ta5! 28.c4 Db8! 29.Dg5! e6! 30.cxd5 h6! 31.De3 Txb5 32.dxe6 Axf3! 33.Dxf3 Tb3 seguido de Txb2, las negras aspirarían a un final de 2 peones contra 3 en el flanco rey, o si las blancas juegan e7, atacar el peón blanco con todas las fuerzas, Kasparov duda de que las blancas pudieran ganar la partida.] 28.Ch4! [Ahora el ataque blanco es irresistible, y obliga a ceder material.] 28…Ac8 [Si 28...Db8 sigue 29.Dg5 e6 30.c4 Cc7 31.Td6! y el rey negro sufre un ataque muy fuerte. Tampoco es posible 28...Ac6? a causa de la línea señalada por Karpov 29.Axc6 Dxc6 30.c4 Cb6 31.Td6!! Dc7 (la captura 31...exd6 lleva al mate tras 32.Chf5+ gxf5 33.Ch5+ Rg6 34.Dxf6+ Rxh5 35.Dxf5+ Rh6 36.Df6+ Rh5 37.g4#) 32.Dg5! Rh8 33.Txf6! etc.] 29.Ae2 Ae6 30.c4 Cb4 31.Dxc5 Db8 32.Af1 Tc8?! [Mejor 32...h6! pero, con fortísimo apuro de tiempo, Korchnoi no ofrece la resistencia más tenaz.] 33.Dg5 Rh8 34.Td2 Cc6 35.Dh6 Tg8 36.Cf3 Df8 37.De3 Rg7?! 38.Cg5 Ad7 39.b4 Da8 40.b5 Ca5 41.b6 Tb7 1–0

korchnoi karpov Encuentros entre Karpov y Korchnoi II