Ahí va un vídeo de un anuncio de Pepsi del 2001, en el que Kasparov derrota a la computadora más potente. Gary Kasparov se burla de las máquinas y finalmente las máquinas le juegan una mala pasada.