En un sacrificio de atracción, una pieza del bando contrario es atraída, o más bien, obligada a ir hacia una casilla concreta. El sacrificio se realiza por diferente razones, pero la más normal es la de permitir un tenerdor o una clavada en la siguiente jugada.

Las atracciones pueden ser increiblemente fuertes y, a veces, hasta ganan la partida en el siguiente movimiento. Normalmente se emplean en atques de mate.

Posición típica de un sacrificio de atracción

1a) Juegan negras

El clásico sacrificio de atracción 1…Td1 clava la dama blanca obligandola a la captura 2.Dxd1 (1b)

sacrificio 298x300 Los sacrificios de piezas en el ajedrez

1b) Juegan negras

Misión cumplida: la dama blanca ha sido atraída a la casilla “d1″. Las negras juegan 2…Cf2+, un tenedor decisivo de caballo.

sacrificio 1 299x300 Los sacrificios de piezas en el ajedrez

2a) Juegan negras

Damas y caballos actúan bien en equipo: 1…Dxh2+! atrae al rey blanco a una fea casilla, donde será victima de un tenedor de caballo después de 2.Rxh2 Cg4+ (2b)

sacrificio 2 297x300 Los sacrificios de piezas en el ajedrez

2b) Juegan negras

Después de 3.Rg1 o (3.Rh1), sigue 3…Cxe3. Las negras han ganado un peón y, como premio extra, ¡también atacan ambas torres con un doble!

sacrificio 3 297x300 Los sacrificios de piezas en el ajedrez