kasparov en nueva york Mundial de ajedrez 1990 (I)

Kasparov en Nueva York

Kasparov en “Cómo la vida imita el ajedrez”, al referirse a Karpov como ‘el adversario que determinó mi vida’, dice:
“Karpov y yo disputamos cinco campeonatos mundiales consecutivos: 1984, 1985, 1986, 1987, 1990; un total de 144 partidas. Después de aquel maratón, el tanteo estaba insólitamente equilibrado: ¡21 victorias para mí, 19 para Karpov y 104 tablas! Esos torneos K/K están considerados como uno de los enfrentamientos ‘uno contra uno’ más intensos de la historia del deporte”.
Esto no se había visto jamás en el ajedrez. El encuentro más largo que se había jugado hasta entonces era el de Capablanca-Alekhine, en 1927, cuando se jugaron 34 partidas.  
Para disputar este mundial de 1990, Karpov tuvo que ganarse nuevamente el derecho a participar. En esta ocasión tuvo que deshacerse del holandés Jan Timman y del ruso Arthur Yusupov. El encuentro con Timman se desarrolló en marzo de 1990, en Kuala Lumpur, capital legislativa de Malasia. Previsto para jugarse a 12 partidas, en sólo nueve Karpov dio cuenta de su rival de una manera contundente: 4 ganadas y cinco tablas. Con Yusupov las cosas fueron más difíciles: en Londres, en un match a 8 partidas, Karpov ganó dos, perdió una y entabló 5. Además, Karpov, en los cuartos de final, había eliminado al GM Johann Hjartason por 2+, 3=. Como dato curioso, Hjartason eliminó en esa ocasión a Korchnoi, que todavía seguía en la disputa por el título mundial.
Antes de entrar a examinar el match, veamos apartes de entrevistas que ambos jugadores concedieron por esos días.
Le pregunta Don Maddox a Kasparov: usted ha trabajado duro y parejo para traer el campeonato mundial a la ciudad de Nueva York y al Hotel Macklone. ¿Por qué es tan importante para usted el hecho de que este match se realice aquí en los Estados Unidos?
-Gary Kasparov: el ajedrez es un deporte ya muy popular en Europa, donde he organizado una gran serie de torneos llamados “Copa del mundo”. Infortunadamente, todos los eventos que hemos organizado hasta ahora deberían ser llamados “Copa de Europa. Siempre me había sentido mal por esto y pensaba que era hora de empezar a organizar algo en América. Desde que Bobby Fischer abandonó el ajedrez, nada especial había sucedido aquí…”
-Don Maddox: sus últimos resultados sugieren que usted es un jugador mucho más fuerte que hace tres años cuando empató con Karpov y además mucha gente piensa que él está jugando débilmente. ¿Cómo ve las posibilidades en octubre?
 -Gary Kasparov: creo que ganaré el match. Yo juego definitivamente mejor que hace tres años. Y, por otra parte, pienso que Karpov juega peor que hace tres años. Pero esa no es la cuestión más importante en el match. Porque usted puede jugar definitivamente mejor que su oponente, pero aún así jugar en el match peor que él.
“Y también hay que tener en cuenta los factores sicológicos que existen entre nosotros, porque hemos jugado cuatro matches, 120 partidas, y hemos pasado algo así como 600 horas enfrentándonos. Bajo estas condiciones, usted no puede predecir el resultado de un match”.
En la entrevista a Karpov, le pregunta Maddox:
“Yo hablé con Kasparov en abril y una de las cosas que él dijo fue que desde el match de Sevilla, su juego había lucido particularmente débil, tanto que mostraba un nivel inferior al que tenía antes. ¿Qué piensa de ese concepto de Kasparov?
Anatoly Karpov: Bueno, yo no estoy totalmente de acuerdo porque este año ha sido particularmente bueno para mí. Estuve jugando muy bien en Biel y de la misma manera me comporté en el match con Timman. Por supuesto, también cometí errores. El match dio una muy extraña impresión debido a los errores que tanto Timman como yo cometimos. Por eso fue que muchos comentaristas calificaron el match como de bajo nivel. Pero lo que sucedió fue que nosotros no cometimos muchos pequeños errores sino que los graves que cometimos se debieron primordialmente a la tensión. Aún en el campeonato mundial se cometen errores graves. Pero en general, la calidad fue alta…
Al igual que para el match del 86, para esta ocasión se decidió repartir el evento entre dos ciudades. Recordemos que para aquella época fueron Londres y San Petersburgo. Para ésta fueron Nueva York y Lyon. Y el fondo de premios ascendía a casi 3 millones de dólares; es de suponer que haya sido una grata novedad para los jugadores. Para tener una idea de la importancia que se le concedió al evento en los Estados Unidos, basta decir que del comité organizador de la primera parte del encuentro formaron parte el expresidente Nixon, el exsecretario de Estado Henry Kissinger, el alcalde de Nueva York, D. Dinkins, y los magnates D. Rockefeller y D. Trump y otra lista de propietarios de medios, senadores y hasta propietarios de equipos de béisbol.  
Desde el año 87 hasta el 90, ambos jugadores habían seguido jugando al ajedrez, pero también habían incursionado en la política. Karpov había sido elegido diputado del pueblo de la URSS (miembro del parlamento) y también se le había confiado la presidencia del fondo de asistencia para los damnificados por la explosión de la central nuclear de Chernobyl. A su vez, Kasparov sobrevivió a los acontecimientos de Bakú de enero del 90, cuando tuvo que alquilar un avión y salir apresuradamente con su madre, sus parientes y amigos para Moscú. 
En un artículo de la época, dice el comentarista colombiano Luis Bernardo Hoyos-Millán: “La política era muy visible en la sala de juego. Ambos jugadores eran de La Unión Soviética, pero estaban jugando bajo diferentes colores. Anatoly Karpov estaba jugando bajo la típica bandera roja de La Unión Soviética, mientras que bajo el nombre de Kasparov se observaban nuevos colores, los horizontales blancos, azul y rojo, que representan la bandera de Rusia”. Pero el asunto de las banderas fue tomando visos incómodos, y los organizadores decidieron cortar por lo sano: las retiraron después de la tercera partida.
Veamos cuáles fueron los segundos de cada equipo. A Kasparov, lo acompañaron su madre Klara, jefe de la delegación, su esposa María y los GM Sergey Dolmatov, Mickail Gurevich, Zurab Azmaiparashvili, George Geordaze y Alexander Shakarov. Y durante unos días el GM Alexander Beliavsky, antes de viajar a Leningrado a jugar y ganar el campeonato soviético. La participación de Beliavsky en el equipo de Kasparov, fue considerada por Karpov como una traición, ya que había sido amigo suyo desde que eran adolescentes.
El equipo de Karpov lo conformaron su esposa Natalya, el GM Nicolás Krogius, jefe de la delegación, el GM Lajos Portisch, el GM Ron Henley y el maestro Zaitzev, famoso por sus estudios de la apertura Ruy López. El quinto encuentro también se jugaba a 24 partidas, o al que ganara antes seis partidas se proclamaría campeón del mundo. Comenzó el 8 de octubre de 1990 en el teatro Hudson; pero antes, Zurab Azmaiparashvili, analista de Kasparov, afirmó que alguien le había ofrecido $100.000 dólares por revelar los secretos de la preparación teórica del campeón. Pero nunca quedó claro si fue una denuncia cierta o un simple escándalo.
En la primera partida le correspondieron las piezas blancas a Karpov. Y abrió el juego con 1.d4. Desde el encuentro del 85, Karpov no ha jugado 1.e4 contra Kasparov. La pregunta en la sala de los analistas era si Kasparov jugaría nuevamente una defensa Grünfeld. Pero se decidió por la india de rey. Y Karpov derivó el juego hacia la variante Saemisch. 

posicion despues de txa8 Mundial de ajedrez 1990 (I)

posición después de 22. Txa8

En la posición del diagrama, el blanco acaba de tomar la torre a8. El programa Deep Trought encontró que Karpov habría ganado de haber continuado con 22. b3! Txe1! [a) si 22…Ce3; 23. Txa8! Axa8; 24. Dd3 De5; 25. Cc2;  gana el caballo. b) si 22…Cb2; 23. Txa8 Txa8; Db1 gana nuevamente el caballo. c) 22. …Cd6; 23. Txe8+ Txe8; 24. Cxb5 Cxb5; 25. Dxd5 Axd5; 26. Axb5 gana el caballo] 23. Txa8+ Axa8; 24 Dxe1 Cd2 (24…Cd6; 25. Cxb5 Cxb5; 26. De8+) 25. Axb5 Cxb3; 26. De8+ Rg7 (si 26…Af8; 27. Cxb3 Dxb3; 28. Ac5 ganando) 27. Cxb3 Dxb3; 28. Ad4+ f6; 29. De7+! Rg8; 30. Dd8+! Af8; 31. Ac5 Df7; 32. Ac4 y gana.  (Tomado de “Ajedrez Universal”, magnífica revista colombiana que circuló en la década del 90)
Debió ser muy molesto para Karpov haber malogrado esta posición. Pero estos, como dicen, son gajes del oficio. Sin embargo Karpov debe ser el que más posiciones malogró a lo largo de estos encuentros. Está claro que la fuerza de los dos es igual, pero sus nervios le ayudaron menos. 
En términos generales, puede decirse de esta partida que el negro igualó rápidamente. Pero al tratar de conseguir más se encontró en dificultades. Pero Karpov tampoco pudo concretar su ínfima ventaja.
“La principal tarea del aspirante en la primera fase final del match era resistir los malos tiempos y esperar que amainase la tormenta. En general fue lo que hizo. Más tarde esto le dio confianza y al mismo tiempo minó el espíritu combativo de Kasparov”. “Campeonato mundial de ajedrez” GM Efimovich Gufel’d.
Pero éste era apenas el comienzo…

k vs k Mundial de ajedrez 1990 (I)