Campeonato mundial de ajedrez 1993 (II)

                            Comentarios 1 comentario
arthur yussupov 3284 Campeonato mundial de ajedrez 1993 (II)
GM Arthur Yusupov

En otros artículos dedicados a los campeonatos mundiales de ajedrez, nos hemos limitado a comentar únicamente la final, como si las partidas que se han jugado previamente tuvieran menos valor. Pero unas y otras han sido disputadas al más alto nivel. Inclusive, es probable que se jueguen mejores partidas en la eliminatoria, entre dos candidatos que buscan el ascenso en igualdad de condiciones, que en la final, entre un campeón que se defiende y sólo “pára los golpes” y un retador que arriesga y “hace el gasto”, como se dice en boxeo.

En esta oportunidad vamos a comentar el encuentro entre Arthur Yusupov y Vasily Ivanchuk. Al igual que el de Nigel Short y Boris Gelfand, que comentamos la vez anterior, éste se jugó en Bruselas entre el 11 y el 25 de agosto del año 1991, a ocho partidas, con dos horas para las primeras 40 jugadas y una hora para las veinte siguientes. En caso que fuera necesario desempatar, el tiempo era de 45 minutos para las primeras 60 jugadas y 15 minutos para las 20 siguientes.

Antes de examinar alguna de las partidas decisivas de este encuentro, digamos algunas palabras sobre la trayectoria de cada uno de ellos en ese momento.

Arthur Yusupov. Nacido en Rusia, el 13 de febrero de 1960, a los 17 años conquistó el campeonato mundial juvenil. Y a los 20 el título de Gran Maestro. Participó en el torneo de candidatos de 1986. En las eliminatorias preliminares (octavos de final) de este ciclo que estamos viendo Yusupov eliminó a Serguei Dolmatov, en la fase de desempate.

Vasily Ivanchuk. Nacido en Ucania, el 18 de marzo de 1969, a los 18 años ganó el primer puesto en el campeonato juvenil europeo. En el campeonato soviético de 1988 ocupó el 5º puesto, detrás de Kasparov, Karpov y Yusupov. A los 20 años gana el torneo de Linares, por delante de Karpov. Al año siguiente repite la misma hazaña; pero esta vez por delante de Kasparov, Karpov, Timman, Anand y Gelfand. En la fase de los encuentros preliminares del torneo de candidatos que estamos comentando eliminó contundentemente a su compatriota Leonid Yudasín, con un marcador de 4.5 – 0.5.

Con toda esta trayectoria, sobra decir que Ivanchuk era el favorito para ganar este encuentro. Pero ya se ha dicho que Dios, que es perfecto, nos hizo imperfectos a los humanos; y en este caso de Ivanchuk le dio todas las cualidades para jugar el ajedrez, pero lo dotó con unos nervios débiles.

Arthur Yusupov – Vasily Ivanchuk, octava partida de los cuartos de final del torneo de candidatos para el campeonato mundial del año 1993
Defensa Nimzo-india.

1. d4 Cf6; 2. c4 e6; 3. Cc3 Ab4; 4. e3 b6; 5. Ad3 Ab7; 6. Cf3 O-O; 7. O-O c5; 8. Ad2 cxd4; 9. exd4 d5; 10. Cxd5

[Se crea la posición del peón aislado, una supuesta debilidad que les da a las blancas una buena libertad de acción en el centro.]
10…Cxd5; 11. Tc1 Cc6; 12. Te1 Tc8; 13. Te4!

Yusupov no pierde esta oportunidad de pasar la torre al ataque.

13…Cce7; 14. CxC

 [Es obligatorio retomar con el caballo. Si 14…exC, 15. Th4 con mejor posición]

14… CxC; 15. Th4 g6; 16. TxT DxT; 17. Cg5 Ae7; 18. Dg4 Aa6?

[Era mejor acudir con el caballo en defensa del rey: 18…Cf6, y si 19. Dh3, h5; y no se ve cómo pueda progresar el ataque]

19. Dh3 h5 (Única)

9h5 Campeonato mundial de ajedrez 1993 (II)
Posición después de 19…h5

[Si 19… AxA??; 20. Txh7 Dc2; 21. Th8+ Rg7; 22. Dh6+ Rf6; 23. Ce4!+ AxC; 24. Ag5+ Rf5; 25. Dh3!+ RxA; 26. Dh4+ Rf5; 27. g4+ Rf4; 28. Dg3+ Rg5; 29. h4+ Rf6; 30. De5++)

20. Txh5! gxh5; 21. Ah7+ Rg7; 22. Dxh5 Cf6??; 23. Cxe6+ fxe6; 24. Dh6+ Rh8; 25. Af5+ Rg8; 26. Dg5+ Rh8; 27. Dh4+ Rg8; 28. Dh3+ Rg7; 29. Dh4+ Rg8; 30. Dg3+ Rh8; 31. Dh3+ Rg7; 32. Dg3+ Rh8

[A estas alturas los jugadores deben estar escasos de tiempo, por eso repiten movimientos, mientras llegan a la jugada 40.]

33. Dh3+ Rg7; 34. Axd6 (amenaza Dh6++) DxA (Única); 35. DxD Ad8; 36. g4 Te8; 37. Df5 Ac4; 38. g5 Las negras abandonan.

ivanchuk2 Campeonato mundial de ajedrez 1993 (II)

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Aperturas

Campeonato mundial de ajedrez de 1993 (I)

                            Comentarios 1 comentario

nigel short 2 Campeonato mundial de ajedrez de 1993 (I)

Nigel Short

En anteriores entregas hemos comentado los campeonatos mundiales del 84, 85, 86, 87 y 90, que fueron disputados entre Karpov y Kasparov.

Con excepción del encuentro de 1984, que fue suspendido abruptamente por el filipino Florencio Campomanes, en ese momento presidente de la FIDE, los demás los ganó Kasparov, con ventajas mínimas de uno o dos puntos.

El lector se preguntará: ¿por qué tantos campeonatos mundiales en tan corto tiempo? Veamos. El 1984, cuando todo indicaba que Karpov iba en declive, fue suspendido el encuentro a la altura de la partida número 48, y pospuesto para el siguiente año. De manera arbitraria Campomanes declaró que el campeón seguía siendo Karpov, y que en caso de perder el nuevo match tendría derecho al desempate. Todas las protestas de Kasparov contra esta decisión fueron desoídas. En efecto, Karpov perdió nuevamente este encuentro y pudo usar su derecho a jugar otro. Este fue el de 1986.

Los maches del 87 y 90 si corresponden a la programación trianual establecida por la FIDE desde la época del 60, cuando Petrossian le arrebató el título a Botvinnik, que venía ocupando ese puesto desde 1948.

Para este año de 1993 ocurrió lo que la prensa denominó “el cisma del ajedrez”.

En febrero del año 87 fue creada por Kasparov la GMA (la sigla en inglés de la Asociación de Grandes Maestros). Su propósito fundamental era el de buscar el mejoramiento de las condiciones económicas de la élite del ajedrez y darles mayor publicidad a los grandes torneos. Dos años y medio después de creada, la GMA contaba con 230 GM afiliados, cifra equivalente a algo más del 66% de los grandes maestros existentes en ese momento.

Más temprano que tarde, se empezaron a producir desacuerdos entre la GMA y la FIDE. El más visible ocurrió en el año 93, año en que las dos organizaciones convocaron su propio campeonato.

La FIDE empezó la selección de los aspirantes con un torneo suizo, al cual fueron convocados 64 GM. El torneo de jugó a 13 rondas. En su orden, los primeros 20 fueron:

01. B. Gelfand

02. V. Ivanchuk

03. V. Anand

04. N. Short

05. G. Sax

06. V. Korchnoi

07. R. Hubner

08. P. Nikolik

09. L. Yudasín

10. S. Dolmatov

11. A. Dreev

12. M. Gurevich

13. B. Damljanovic

14. K. Georgiev

15. L. Ljubojevic

16. J. Ehlvest

17. A. Khalifman

18. Y. Seirawan

19. A. Shirov

20. J. Hjartarson

Después del interzonal, se jugaron unos encuentros preliminares, así:

Ivanchuk – Yudasin 4.5 0.5

Korchnoi – Sax 5.5 4.5

Anand – Dreev 4.5 1.5

Short – Speelman 5.5 4.5

Timman – Hubner 4.5 2.5

Gelfand – Nikolic 5.5 4.5

Dolmatov – Yusupov 4.5 5.5

Terminados estos encuentros, la eliminatoria pasó a cuartos de final, que es la fase a partir de la cual vamos a examinar aquí, en varios artículos, este campeonato tan particular.

En la revista colombiana “Ajedrez Universal”, que circulaba por aquellos días, en el número 23, del año 91, leemos:

“Bruselas fue sede del 11 al 25 de agosto pasado de los cuartos de final del campeonato mundial, cuyo ciclo define el próximo retador de Gary Kasparov para 1993.

“El importante certamen fue auspiciado por la FIDE y la GMA, organizado y patrocinado por la compañía SWIFT, que preside el conocido mecenas y dirigente belga Bessel Kok

“Los cuartos de final enfrentaron a ocho candidatos pareados en cuatro maches programados cada uno a ocho partidas. El ritmo de juego fue igual al empleado en los pasados cuartos de final, dos horas para las 40 jugadas iniciales y una hora para las 20 siguientes. El desempate tenía un ritmo muy rápido, cuarenta y cinco minutos para las 60 iniciales y 15 minutos para las siguientes 20 jugadas”.

Veamos una de las partidas del encuentro entre Nigel Short y Boris Gelfand.  Con la carrera arrolladora que traían estos  dos jóvenes, éste era uno de los encuentros más esperados. Y fue  el que más gustó, por la manera agresiva como se jugó; prueba de ello es que de las ocho partidas que jugaron sólo dos quedaron tablas.

Es de resaltar la combatividad de Short, que perdió la primera partida en tan sólo 24 movimientos, pero se recuperó ganando las dos siguientes.

Veamos la partida Nº 3.

Nigel Short – Boris Gelfand.  Torneo de candidatos 1993.

Siciliana Cerrada.

1. e4 c5; 2. Cc3 d6; 3. f4 Cc6; 4. Cf3 g6; 5. Ac4 Ag7

[Según dice el maestro colombiano Raul Henao, Gelfand había perdido dos partidas recientemente con esta variante poco estudiada. Y probablemente ésta haya sido la razón por la cual la escogió Short]

6. O-O e6; 7. D3 Cge7; 8. De1

[En este punto muchos suelen jugar 8. f5!?, con el sacrificio de un peón, que tiene por objeto la apertura de líneas.]

8…Cd4; 9. CxC cxd4; 10. Ce2 O-O; 11. Ab3 Ce6; 12. Ad2 d5;  13. e5 f6; 14. exf6 Axf6; 15.  Rh1!

[Le dejà el espacio al caballo]

15…a5; 16. a4 Dd6;  17. Cg1 Ad7; 18. Cf3 Cb4; 19. Df2 Dc5; 20. Ac3 Cc6 ; 21. Tae1 b6. (Defiende la dama).

22 Ad2 Cb4; 23. Dg3 b5; 24. f5! exf5; 25. Ce5 Ae8;

[Si 25… AxC;  26. De5 Tae8?; 27. AxC!, y las blancas quedan en posición ganadora.]

26. axb5 Dxb5; 27. Txf5 Rh8? 28. Txf6

[Elimina al mejor defensor del rey]

28…Tf6; 29. Cg4 Tf5; 30. Ch6 Th5; 31. Df4 Las negras abandonan.

¡Todo parece sencillo en manos de los grandes artistas!

boris gelfand 219x300 Campeonato mundial de ajedrez de 1993 (I)

Boris Gelfand

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Aperturas, Torneos

Keres, el campeón sin corona

                            Comentarios 0 comentarios

paul keres Keres, el campeón sin corona

Con toda razón se llamó al GM estoniano Paul Keres el “campeón sin corona”. En 1939 venció en el torneo patrocinado por la sociedad holandesa AVRO, en el que puede considerarse como el primer intento de seleccionar los aspirantes al título mundial, diferente al sistema del dedo, imperante en los reinados de Lasker, Capablanca y Alekhine. El torneo del AVRO reunió a los mejores del momento, y en su orden terminó así:

1. Paul Keres
2. Rubén Fine
3. Mijaíl Botvinnik
4. Max Euwe
5. Samuel Reshevsky
6. Alexander Alekhine
7. José A. Capablanca
8. Salo Flohr

Nótese la mala posición de Capablanca y Alekhine, en los puestos 6 y 7.

Pero el encuentro Keres-Alekhine no se pudo concretar por motivos ajenos a ellos: el estallido de la Segunda Guerra suspendió todo tipo de actividades deportivas; sólo hubo espacio para sobrevivir. En el caso de Keres, el frente de guerra llegó a su propia ciudad.

Parece que lo afectó profundamente la guerra y eso se notó en su nivel de juego, que ya no volvió a ser el de antes. En 1948 quedó de cuarto en el match-torneo La Haya/Moscú, del que salió campeón Botvinnik. Ganó los torneos de la URSS de los años 47, 50 y 51, que era prácticamente equivalente a ganar el campeonato mundial. Participó en cinco torneos de candidatos, pero no ganó ninguno. Para su desgracia, Tal y Smislov pasaban en esos días por su mejor momento.

De joven, vivía en una modesta ciudad (Parnú), en donde no había mayor actividad ajedrecística. Por esta razón se dedicó al ajedrez por correspondencia. En esta actividad sobresalió como ninguno. Se dice que podía estar jugando al mismo tiempo hasta 150 partidas.

Para el torneo de candidatos del año 1965, jugaba su encuentro a diez partidas con Boris Spassky. En la novena partida el marcador iba 5:4, a favor de Spassky. Keres necesitaba ganar a toda costa, para emparejar el match y lograr que alargara hasta que se diera una decisión.

Paul Keres-Boris Spassky
Defensa India de Rey. Match de candidatos 1965.

1.d4 Cf6; 2. c4 g6; 3. Cc3 Ag7;

Fue una sorpresa grande para Spassky que Keres no jugara su habitual 1. e4. Pero también lo fue para Keres que su rival jugara la defensa india de rey, una apertura muy escasa en su repertorio.

¿Por qué se prepararon de esta manera?

En las partidas segunda y cuarta, Keres con las piezas blancas y jugando la apertura española pasó serias dificultades. La segunda partida la entabló con ayuda de la suerte y la cuarta la perdió. A su vez, Spassky, al jugar una de sus favoritas, la defensa india de Nimzowitsch, fue hecho trizas en veinticinco jugadas.

4. e4 d6; 5. f4 c5; 6. d5 O-O; 7. Cf3 e6; 8. Ae2 exd; 9. Cxd b4!?; 10. e5! dxe; 11. fxe Cg5; 12. Af4 Cd2; 13. e6!

keres1 Keres, el campeón sin corona

13…fxe!?; 14. Dxe TxA; 15. Dd5
Una de las amenazas es e7+, con lo cual gana la dama negra.
15…Rh8; 16. DxT Cb6; 17. Dxa7
En sus comentarios a esta partida, se pregunta Pachman: ¿Compensa el peón el alejamiento del juego por parte de la dama blanca? Más lógica parece la jugada 17. Db8…”
17… Axe; 18. O-O Ce3;
Diagrama 142
19. Tf2 b5; 20. Cb5?
El caballo se adentra en territorio peligroso. Era mucho mejor 20. Cd1
20…Tf7; 21. Da5 Db8 (desclava el caballo)
22. Te1 Ad5; 23. Af1 CxA; 24. TfxC Cc5;
Todos los males de Keres son buscados por él mismo. Como primero, con la captura del peón a7 dejó su dama por fuera del juego; y, como segundo, el movimiento 20.Cb5 dejó el caballo en posición incierta, en la que pronto se perderá.
25. Da6 (Única) Tf6; 26. Da4 Cxb; 27. Dc2?

keres2 Keres, el campeón sin corona

Posición después de 26...Cxb2

“Resignación prematura”: Pachman.
27…DxC; 28. Te7 Cd3; 29. De2 c5; 30. Te8+ Tf8; 31. TxT AxT, 32. Cg5 Ac5+; 33. Rh1 Dd7; 34. Dd2 De7; 35. Cf3 De3, y las blancas perdieron por tiempo… ¡Y por posición! Y aquí se esfumaron las posibilidades de Keres, que ya tenía 50 años, de seguir luchando por el título mundial.

spassky1 182x300 Keres, el campeón sin corona

Spassky, campeón mundial 1969-1972

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Cómo ganar estando perdido

                            Comentarios 1 comentario

victor korchnoi2 290x300 Cómo ganar estando perdido

Víctor, el terrible

En el año de 1963, en el torneo de La Habana dedicado a la memoria de Capablanca se jugó una partida muy particular entre Víctor Korchnoi y Bob Wade.

 Cómo ganar estando perdido

23… g5!

Unas jugadas antes, Wade había sacrificado una pieza menor. Ahora la recupera de una manera ingeniosa, que lo deja en clara ventaja.

24. Te2 gxA; 25. Dxf e5;  26. Df5 exC

La circunstancia que hace tan particular esta partida es que a estas alturas el apuro de tiempo de Korchnoi es tan grande que ya no puede detenerse ni siquiera para considerar su abandono; es probable que no se haya percatado de la pérdida de la pieza menor. Inclusive, después de la partida dijo que el apuro de tiempo había sido su salvación, puesto que a partir de ese momento estaba jugando a “va banque”, es decir: sin consideraciones de ninguna clase.

En este momento era mejor Txp, seguido de Txg3+, con mate imparable.

27.Tf1 Tc7; 28. cxd Te7; 29. Cd3

“También Wade empieza a combinar, lo cual con una pieza de más es verdaderamente superfluo”. Pachman.

29…Ae5; 30. Dg5 f6; 31. Txf6!

“Ya no hay que detenerse en pequeñeces…” Pachman.

31…CxT; 32. DxC De6; 33.Df4 Tde8;

Era mejor tomar el peón d, con lo cual también se defendería el alfil.

34. Ce5 Ag6?? 35. CxA gxC??

Nervioso con los apuros de tiempo de su adversario, Wade pierde la última oportunidad de ganar.

36. TxD TxT; 37. Rg2 Rxg7; 38. d5 Te5; 39. Dc7+ T(8)e7; 40. Rh3 Ch7; 42. d6 Tg7

A estas alturas ya debe haber ocurrido el aplazamiento, y Korchnoi, libre de angustias, debe haber preparado su plan para ganar.

43. Dd5 Te8; 44. Rg4 Td8; 45. Rg5 T(g)d7; 46. g4 a5; 47. Df3 Txp; 48. Df7+ Rh1; 49. Rh6 g5+; 50. Rxp Tg8+; 51. Rh5 T(g)e8; 52. g5 T8d7; 53. De8 Rg7; 54. a4 Td2; 55. De5+ Rg8; 56. De6 Rh8; 57. De8+Rg7; 58. h4 T2d6; 59. Dc8 Td4; 60. Db8 T7d6; 61. Dc7+ Rg8; 62. Db7 Rh8; 63. Df7!

Las negras abandonan. Están en zugzwang.

bobwade12 174x300 Cómo ganar estando perdido

Bob Wade, maestro neozelandés

El neozelandés Bob Wade

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Aperturas

Finales de Torre 1

                            Comentarios 1 comentario

En este video-artículo explicaremos un par de finales de Torre.

En esta serie de tres artículos explicaremos los finales de Torre más conocidos.

En este videotutorial explicaremos unos conceptos esenciales a la hora de jugar los finales de Torre; como son: cortar el paso al Rey, subcoronación y que la Torre es una pieza de largo alcance.

Éste último concepto es importante, ya que si utilizamos nuestra Torre para jugar en las cortas distancias podremos encontrarnos con que no nos es posible utilizarla.

Sin más os invito a visualizar el video, el cual espero que os sea útil:

Pinchad para ver el video.

Recordar los conceptos explicados y como siempre, os recomiendo que lo practiqueis tanto como podais, ya que con la práctica todo se aprende mucho mejor.

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Vídeos

Tags TAGS: , , , ,

Los riegos del ataque

                            Comentarios 1 comentario

spassky Los riegos del ataque

Spassky, en la década del 60

En el torneo de candidatos del año 1965, cuando se buscaba contendor para Tigran Petrosian, se enfrentaron Mijail Tal y Boris Spassky en un match a 11 partidas, con el resultado de 4+, 1- y 5 tablas, a favor de Spassky.

Este match tuvo una característica muy particular: todas las partidas que se definieron fueron ganadas por las piezas negras. Spassky, dotado de un juego versátil, que se podía acomodar fácilmente a cualquier tipo de contrincante, optó por esperar el momento en que su aguerrido opositor corriera sus acostumbrados riesgos. Y esta táctica le fue suficiente para ganar. Veamos la partida novena, definitiva, según varios comentaristas.

Mijail Tal – Boris Spassky. Apertura Española.

Esta apertura tiene la ventaja de darle al blanco una iniciativa muy duradera.

1. e4 e5; 2. Cf3 Cc6; 3. Ab5 a6; 4. Aa4 Cf6; 5. 0-0 Ae7; 6. Te1 b5;  7. Ab3 0-0; 8. a4 b5!

Dice Pachman que durante mucho tiempo se solía jugar exclusivamente 8…Ab7, pero que este desarollo del alfil no es el más eficaz.

9. c3 d6; 10. a5 bxc3 (esta jugada le colabora a las blancas en su desarrollo) 11. dxc! Ae6; 12. Cbd2 Tb8; 13. Ac2 Ch5

(“Las negras, evidentemente, están en desventaja en el ala de dama; por eso emprenden acciones en el bando contrario. Un principiante puede fácilmente no ver la típica celada: 14. Cxe5 CxC; 15. DxC Ag5 con pérdida de la dama blanca” Pachman.)

14. Cf1 g6; 15. Ce3 Af6; 16. Cd5 Ag7; 17. Ad3 Ta8;  18. Cg5 Ac8; 19. Ac4 h6; 20. Cf3 Ae6; 21. Dd3 Cb8; 22. Ae3 Cf6

diagrama 1 Los riegos del ataque

diagrama 1

23. Tfd1?

(“El primer momento crítico de la partida. Con su indecisa jugada, cierto es que Tal aún no abandona toda su ventaja, pero habría siso decisivamente más enérgico 23. CxC+ DxC; Ad5!” Pachman.)

23…Axd5; 24. AxA CxA; 25. DxC Cd7; 26. Dc4 Rh7; 27. Ta4? f5; 28. g3 Dc8!

(“Una jugada muy fina; amenaza ante todo 29…f4; 30. gxf exf; 31. Ad4  Ce5!, seguido de Dg5+” Pachman.)

29. De2?

diagrama 2 Los riegos del ataque

(“Este ya es un error decisivo, después el cual las plancas tendrán que entregar un peón”. Pachman)

29… fxe ; 30. Txe Db7!; 31. Cd2 Dxb2

(“Estos peones suelen estar envenenadados, lo que naturalmente no significa que haya que abstenerse, por principio, de su captura”. Pachman)

32. Dd3 Db1; 33. Th4 Cf6; 34. Cf3 Dc1; 35. Te1

(“Llega con rayos x a la dama negra e impide así el avance de los peones centrales negros…” Pachman)

35… Dd7!; 36. g4!

(Si 36… Cxg4?; 37. Cg5+ Rg8; 38. Dxg6, hxC; 39. Dh7+ Rf7; 40. Dh5+ recupera la pieza. “La mala suerte de Tal en esta posición consiste en que con su agresivo avance no amenaza nada”. Pachman)

36…Tae8; 37. Axh6!? AxA; 38. g5 Ch5; 39. gxA Df5!; 40. DxD (obligado) TxD; 41. Cd2 Cf4;

diagrama 3 Los riegos del ataque

Aquí se aplazó la partida, en una posición perdida para Tal. Lo curioso es que éste aguanta casi 30  jugadas más.

42. Ce4 Tb8; 43. Cg3 Tff8; 44. Ce4 Ce6 (evita el jaque en g5); 45. c4 Tb2; Td1 Tf5;  47. c5!? d5!; 49. Rg2 Cf4+; 50. TxC TxT, 51. Txp Rxp; 52. Te6 Te1; 53. f3 Te3; 54. Txa6 Texf3; 55. Tc6 Ta3; 56. Cg3 Ta2+; 57. Rg1

(“Si Rh3, Rg5, y las blancas pierden inmediatamente”)

57…Tff2; 58. Cf1 Tf7; 59. Ce3 Rg5!; 60. a6 Te7; 61. Cf1 Rh6!; 62. h3 Rg7; 63. h4 Rf7; 64. h5 pxp; 65. Th6 Te5; 66. Th7+ Rg6; 67. Txc7 Tg5+; 68.Rh1 Ta8; 69. a7 TxC+; 70. rh2 Ta8.  Las blancas abandonan.

tal Los riegos del ataque

Mijail Tal, en la década del 70

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Aperturas

“Fischer contra Spassky”, de Svetozar Gligoric

                            Comentarios 1 comentario
un saludo evitando las miradas Fischer contra Spassky, de Svetozar Gligoric

un saludo evitando las miradas

Continuando con este tema de los libros de ajedrez, en esta oportunidad nos referiremos a “Fischer contra Spassky”, de Svetozar Gligoric, el famoso Gran Maestro Internacional, nacido en Belgrado; que probablemente hoy está retirado del juego de élite. Durante sus años de actividad representó a Yugoeslavia y fue uno de los jugadores más fuertes del mundo y un gran amigo de Fischer.

 Dedicado al “match del siglo”, como se denominó el encuentro de 1972 entre un Fischer ansioso de mostrar su calidad y un Spassky temeroso e inseguro de la carga que llevaba a sus espaldas, el libro comienza con una introducción de 12 páginas, en la que refiere los comienzos de la carrera de Fischer. Según nos cuenta, desde muy temprano su amigo asumió con la mayor fe la misión de convertirse en el mejor jugador del mundo. “Fischer ha tomado esta tarea más en serio que cualquier otra persona en la historia del ajedrez. Fue su hermana, que luego se casó y trasladó a California, la que le inició en las reglas del juego. Desde la edad de los seis años, sólo ha pensado en el ajedrez. Después dejó la escuela, y luego abandonó el piso de su madre en Brooklyn, y más tarde dejó su casa de Los Ángeles y se convirtió en un vagabundo que vive en hoteles y deja atrás su equipaje. Pero no su ajedrez de viaje, hecho en madera. ‘Mire esas piezas, suaves y ligeras. No tienen aristas cortantes. Están maravillosamente talladas. Es el mejor juego que jamás he visto. ¡Tome, palpe este caballo!’”.

No fue fácil llegar a los acuerdos previos para definir una sede. “Fueron elegidas ocho localidades posibles, para ser sometidas a una consideración seria. Entonces llegó el primer movimiento sorprendente. El orden de preferencias soviético se limitaba a cuatro lugares: 1. Reyjiavik; 2. Ámsterdam; 3. Dortmund; 4. Paris.” El representante de Fischer propuso Belgrado y Sarajevo, en Europa, y Buenos Aires y Montreal, en América. Pero los soviéticos estuvieron en desacuerdo. “Aunque Reyjiavik no era una mala elección, (ciento veinticinco mil dólares, en lugar de los ciento cincuenta y dos mil ofrecidos por Belgrado), Fisher, en Nueva York, siguió su sagrada regla de no aceptar, por principio, las sugerencias de su rival. Cuando quedó claro que el desacuerdo tomaba el aspecto de un nudo gordiano, el doctor Max Euwe lo cortó al estilo de Alejandro Magno, y decidió dividir el encuentro en dos partes: doce partidas jugadas en Belgrado, y el resto, hasta un máximo de doce, en Reyjiavik.” (…) Ni Spassky ni Fischer habían demostrado ninguna consideración especial por los deseos de su rival. Fischer no había ocultado su aspiración de hacer atravesar el océano a su oponente (‘Los rusos juegan peor aquí’), ni Spassky su deseo de jugar muy al norte (‘Islandia me recuerda mucho al clima de mi Leningrado nativo’)”

Mientras las discusiones estaban estancadas, sin ningún avance, Belgrado canceló su oferta.

 La poderosa Federación Soviética de Ajedrez amenazó con cancelar el encuentro y propuso uno nuevo entre Spassky y Petrosian. Cuando ya se daba por perdida la posibilidad de que el encuentro se celebrase, Fischer aceptó jugar en Reyjiavik.

La ceremonia de inauguración se celebró el primero de julio, en ausencia de Fisher; éste seguía en Nueva York exigiendo un 30% de los ingresos de las taquillas y de la televisión, para ambos jugadores. Al día siguiente debería jugarse la primera partida. Pero Euwe, por aquel entonces presidente de la FIDE, postergó por dos días el comienzo. En este momento un banquero londinense elevó la oferta en 125.000 dólares; lo cual doblaba el premio, que ahora alcanzaba los 250.000 dólares.

Fischer llegó a Islandia el cuatro. Pero antes del sorteo de las piezas Spassky dijo que Fischer debería pedir excusas por haber violado las reglas con su retraso. Petición que fue cumplida por Fisher, que leyó su carta ante las cámaras de la televisión estadounidense.

Mucho se había especulado antes del encuentro sobre el resultado. La mayoría de los maestros estaban a favor de Fischer. A éste no le preocupaba el “score” desfavorable con su rival. Cuando en alguna ocasión le hicieron observar que jamás había derrotado a Spassky, contestó:

 -Tampoco lo había logrado Alekhine y se proclamó Campeón Mundial.

Pero Spassky no era un hueso fácil de roer. Al respecto, dice Gligoric:

“Spassky, observador excepcionalmente inteligente de las personas, es un rival astuto y peligroso. Recordemos, por ejemplo, cómo esperó que Larsen comenzase a jugar negligentemente en su encuentro en Malmoe. En cambio, Fisher, contra el mismo rival, el año pasado en Denver, siguió una línea recta, tratando de jugar mejor en general. Spassky ha derrotado a algunos por pura paciencia (Korchnoi, tras perder la final de los candidatos en 1968, dijo: ‘Spassky me ha enseñado a no empujar los peones demasiado lejos’; derrotó a Geller con ataques de mate, a Tal con un juego agresivo sin contar las pérdidas materiales (que es lo que hace Tal), a Petrosian (el más difícil) mediante una súbita explosión de energía en la última parte del encuentro, cuando Petrosian dejo de porfiar, creyendo que ya iba a ganar la lucha”.

Después de esta introducción, Gligoric nos presenta los encuentros previos de los dos jugadores, con sus respectivos análisis:
1. Spassky – Fischer. Mar del Plata, 1960. Apertura gámbito de rey. Gana Spassky.
2. Spassky – Fischer. Santa Mónica, 1966. Defensa Grünfeld. Gana Spassky.
3. Fischer – Spassky. Olimpiada de La Habana, 1966. Apertura Ruy López. Tablas.
4. Spassky – Fischer. Olimpiada de Siegen, 1970. Defensa Grünfeld. Gana Spassky.

A continuación, a cada partida le hace otra breve introducción, en la que nos cuenta los detalles del momento o de la víspera. Para la primera nos cuenta que la importancia que los diarios le están dando al evento en sus primeras páginas es más importante que a la misma Guerra de Vietnam, que en ese momento se libra en la península de Indochina. En realidad, aquellos eran los tiempos de la llamada ‘Guerra Fría’, que era la manera como la prensa denominaba a la posibilidad siempre abierta de una guerra entre las grandes potencias del momento: Rusia y Estados Unidos. Por dos meses la guerra se libró en el tablero; inclusive Richard Nixon, Presidente en ese momento de los Estados Unidos y Henry Kissinger, Consejero de Estado, tomaron parte activa en ella, animando a su compatriota que estaba tan remiso. En el preámbulo a la segunda partida nos cuenta que Fischer, molesto con las cámaras, dijo: “las cámaras o yo”. Pero esto ya estaba firmado en el contrato. “Las cámaras se quedaron, y también Bobby, pero en su habitación del hotel. Veinticinco minutos antes de la declaración de pérdida por incomparecencia, el señor Fox (el dueño de los derechos de televisión), desesperado, envió un mensaje por teléfono desde la sala de competición diciendo que las cámaras serían retiradas si Fischer aceptaba venir a jugar. Entonces el aspirante pidió también que se retrasase 35 minutos su reloj. Pero hay unas reglas de juego… Fischer perdió por incomparecencia al no presentarse a la primera hora de juego. De hecho no apareció en todo el día, permaneciendo encerrado en su habitación, con el teléfono desconectado.” 

Al terminar de escribir estas páginas, nos hemos encontrado en la página de la Fide una entrevista que el GM Svetozar Gligoric, que ya hoy tiene 86 años, le concede al GM Lputian, Director organizador del Torneo Grand Prix de Jermuk, en Armenia.

 Pregunta Lputian: A menudo los aficionados al ajedrez estamos muy centrados en el descubrimiento y la promoción de las estrellas que están surgiendo. Pero es a la vez adecuado y oportuno rendir tributo a las leyendas vivas; a las personas que prepararon el camino que caminamos hoy. El conocimiento que hoy tenemos es atribuible a los guerreros de la generación pasada. Los organizadores del torneo en el Gran Premio de Jermuk, Armenia son sensibles y agradecidos por todo lo anterior, y como tal, tuvieron el gesto magnánimo de invitar a una de las más grandes figuras de ajedrez de todos los tiempos, el serbio GM y campeón del mundo de candidatos Svetozar Gligoric, para ser el invitado de honor del evento del Gran Premio en honor de uno de sus principales rivales (y amigos), el campeón del mundo Tigran Petrosian.

¿Cómo evalúas la calidad del ajedrez que se está jugando aquí en Jermuk?

Contesta Gligoric: Por supuesto que estoy satisfecho con la calidad global del juego aquí en Armenia, y ha habido algunas partidas verdaderamente excepcionales. En mi opinión, hoy en día jugar al ajedrez es mucho, mucho más difícil de lo que era en mis tiempos. Hoy en día, los jugadores están mejor preparados, pero el aspecto creativo del juego ha disminuido. El papel de la Internet y la presencia ubicua de los ordenadores son importantes, y los jugadores están obligados a acceder a la información más reciente y las líneas de actualidad. Además de eso, los jugadores están obligados a ascender con ideas nuevas, algo que no es tan fácil de hacer a tan temprana edad.

SL: ¿A qué edad empezaste a jugar al ajedrez?
 
SG: Empecé mucho más tarde de lo que muchos suelen hacerlo; a la edad de once años. Pero como empecé algo tarde, el ajedrez fue fácil para mí. En 1939, a la edad de dieciséis años, me convertí en un maestro, en una época en la que había relativamente pocos, y en una edad temprana.

gligoric en sus anos mozos Fischer contra Spassky, de Svetozar Gligoric

Gligoric, en la década del cincuenta

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Aperturas, Curiosidades

Elimina todas las piezas — Sam Loyd

                            Comentarios 1 comentario

¿Cuántas jugadas necesitarías para eliminar todas tus piezas? ¿Y para eliminar las piezas de tu rival? Y ya que estamos, ¿para quitarlas todas del tablero y dejar solo los Reyes?

Todas estas preguntas se debió de hacer Sam Loyd antes de ocurrírsele esta genial idea, éste genial estudio.

Sam Loyd fue un grandísimo problemista de Ajedrez y también hizo problemas de Matemáticas, y en todos ellos brillaba y enmudecía a todo aquel que observaba sus problemas.

Pues bien en esta ocasión se preguntó cuantas jugadas necesitaría para eliminar todas las piezas del tablero, mediante jugadas legales, es decir pasar el brazo por el tablero o voltear el tablero no vale, de acuerdo? icon wink Elimina todas las piezas    Sam Loyd

Antes de ver el video os invito a que lo intenteis y después cuándo veais en cuantas jugadas lo consiguió Sam Loyd no os deprimais, pero seguro que el lo consigue en alguna que otra jugada menos que vosotros.

Pincha para ver el video.

Espero que os haya gustado, y si lo habeis intentado, pues que hayais pasado un rato agradable que es de lo que se trata.

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Vídeos

Tags TAGS: , , , ,

“Mis 60 mejores partidas”, de Bobby Fischer

                            Comentarios 11 comentarios
robert j fischer1 Mis 60 mejores partidas, de Bobby Fischer

Bobby espera, confiado, un rival

En mi opinión, nos encontramos ante un libro clásico del ajedrez. Estilística y ajedrecísticamente comparable con los que escribió Alekhine en su mejor época. Y éste es un buen punto de comparación, puesto que los libros de Alekhine están probablemente entre los mejores que nos haya dejado alguien de un nivel tan alto. Se me ocurre que Bronstein, Keres, Alekhine y Fischer, para hablar solamente de los jugadores de élite que nos dejaron comentada su producción, escribieron los mejores libros. En el caso de Capablanca, que escribió varios, puede decirse que sus libros, aunque en un comienzo tuvieron mucho éxito, con el tiempo han ido pasando a un segundo plano. Y creo que sin ser injustos, podríamos decir lo mismo de los de Lasker, que le dedicó un libro a un curso de ajedrez, en el que prometía que en 24 horas de estudio un novato podría alcanzar el nivel de campeón mundial; algo que 100 años después todavía no se ha podido poner en práctica.

El libro de Fischer tiene varias particularidades. Las partidas comentadas corresponden a un período relativamente breve: 1957 -1967; una época en la  que el tipo está surgiendo. Está en su lucha personal contra la élite rusa; una lucha que prácticamente dio solo y que le obligó a aprender ruso, para estar al día en las novedades y los estudios de una época en la que la Unión Soviética llevaba la voz cantante en el tema. Época que podemos situar entre los años 1940 y 1990; 50 años.

Otra particularidad del libro es que Fischer incluye entre las partidas tres derrotas: con Thal, Spassky y Geller . Aparentemente, uno no podría decir que entre las que considera mejores hay tres perdidas y nueve tablas. Pero él nos dice que todas las partidas que componen el libro contienen para él “algo memorable y excitante, incluidas las tres derrotas”.

Otra característica que le da mucho valor al libro son las introducciones que Larry Evans hace a cada partida. A propósito, nos dice Fischer en el prólogo: “deseo, en fin, expresar mi gratitud a Larry Evans, gran amigo y colega, por su valiosa ayuda en la preparación del texto, así como por sus espléndidas y lúcidas introducciones”.

Veamos una de esas introducciones de Evans, para que el lector se forme una idea de su calidad.

“Un farol.

“Esta es la primera victoria de Fischer sobre Vassily Smyslov y es difícil recordar otro caso en que el excampeón mundial, conduciendo las blancas, reciba un correctivo tan severo.

Smyslov, en la jugada 13 de una tensa apertura, comete lo que parece ser un error de dedo y antes de resistir dentro de los cauces de una batalla posicional, opta por sacrificar un peón, a fin de recuperar la iniciativa. Pero esta táctica resulta ser equivocada por cuanto la simple pérdida de este peón conduce a la derrota. Defendiéndose con absoluta precisión, Fischer se consolida gradualmente, asomando la sombra del peón cada vez con mayor nitidez, a medida que se acerca el final. Smyslov deambula por todo el tablero intentando desesperadamente crear complicaciones y evitando cambios como la plaga, pero es incapaz de salir del túnel”.

Los comentarios a las partidas van por cuenta de Fischer, que los hace de una manera amena, con muy buen sentido del humor y muchos diagramas, pero incluyendo a veces largas variantes, que hacen tan tediosa la lectura de cualquier libro de ajedrez.

Y ya que hemos empezado con la partida jugada contra Smyslov, sigamos con ella.

Smislov-Fischer . Defensa Siciliana .

1. e4 c5; 2. Cf3 d6; 3. d4 cxd; 4. Cxd Cf6; 5. Cc3 a7; 6. Ag5 e6; 7. f4 Ae7; 8. Df3 Dc7; 9. 0-0-0 Cbd7

Estos son caminos bastante conocidos.  A primera vista, la ventaja de espacio del blanco es aplastante.  Pero cualquier imprecisión del blanco puede ser fatal, como veremos más adelante. En sus comentarios, Fischer dice que 9…h6 es débil.

10. g4 b5; 11. AxC CxA; 12. g5 Cd2; 13. Ah3?

Comentario de Fischer a esta jugada: “¿Omisión o innovación? En cualquier caso, después de esta jugada las negras pierden toda su ventaja teórica, perdiendo incluso la iniciativa. Era preciso 13. a3 Ab7…” Y enseguida nos da dos extensas variantes, con partidas de Thal – Gligoric y Sherwin -Fischer.

13…b4!; 14. Cce2 Ab7; 15. Rb1?

Comenta Ficher: “En esta aguda variante las blancas no pueden permitirse estos lujos: 15. Cdb3 evita caer en desventaja; mientras que la especulativa 15. Axe6!? fxe6; 16. Cxe6 Dc4; 17. Cxg7+, etc, favorece a las negras…”

15…Cc5; 16. Cg3 d5!

“En este momento pude ver por la expresión de su cara que Smyslov se consideraba hecho polvo”: Fischer.

posicion despues de 16d5 Mis 60 mejores partidas, de Bobby Fischer

posición después de 16...d5!

17. f5!?

(Smyslov se decide a entregar un peón. La otra posibilidad era 17. e5, que Smyslov evita con muy buen criterio.  ”Si 17. e5 b3!; 18. Tc1 D6b! y si 19. c3 a5, seguido de 0-0, con poderoso ataque”. Fischer.

17…dxe; 18. Dg4 exf; 19. Cdxf g6!

["Quiza se le había escapado este sencillo remiendo. ¿Esperaba acaso 19...0-0?; 20. Ch5! g6; 21. Dg3! ganando material (si 21...Ad8; 22. Txd8! Dxd8; 23. Cf6+, etc.)?  El resto de la partida es como suele decir el tópico: mera cuestión de técnica: las negras tienen un peón de más y mejor juego"] Fischer. Una de las ventajas de Fischer es que a Smyslov no le convienen los cambios.

20. Cxe7 Dxe7; 21. Df4 0-0; 22. Td6 Tad8; 23. Tf6

Naturalmente, Smyslov evita el cambio.

23…Td5; 24. Ag4 Cd7; 25. Tf1 e3;

No se puede tomar la torre con el caballo por 28. gxC De5; 29. Dh6 ganando.

26. b3 Td2;

“Amenazando 27…CxT; 28. gxC Dc5!” Fischer. (ganando un tiempo con la amenaza de jaque en c2, seguido de mate).

posicion despues de 26td72 Mis 60 mejores partidas, de Bobby Fischer

Posición después de 26...Td2

 27. Axd7
 
(“Forzado, pero ahora el juego blanco se deteriora rápidamente y el peón extra hace sentir su presencia”. Fischer)
 
27…TxA (no se puede tomar con dama porque se pierde el peón); 28. Te1 Te8; 29. h4 Dc5!; 30. Dc4
 
(“Horrible pero necesario, a fin de evitar …Dc3″) Fischer.
 
30…DxD; 31. bxD  Td4; 32. c5 Txh; 33. c6 Ac8; 34. Td6 Tc4; 35. Rb2 Rg7; 36. Rb3 Tg4; 37. Ce2 Te6!; 38. Ted1 Tg2; 39. Cf4 TxT; 40. TxT Td2; 41. Td3
 
(“Única. Smyslov se hubiese rendido si la partida se hubiese aplazado en este punto. Pero ambos continuamos jugando rápido, empujados por la ansiedad del momento.” Fischer)
 
41…Tf2; 42. Td4 e2; 43. Cd3 Af5; 44. c7 Tf3; 45. c8=D AxD; 46. Te4 Af5; 47. Txe AxC; 48. cxA Txd+; 49. Rxb4 Td5; 50. Tg2 h6; 51. gxh+ Rxh; 52. a4 g5;
53. Tc2 Td6; 54. Rc5 Te6 Abandona.
posicion final1 Mis 60 mejores partidas, de Bobby Fischer

Posición final

 
Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

La inmortal de Rubinstein

                            Comentarios 0 comentarios
rubinstein La inmortal de Rubinstein

Rubinstein, otro campeón sin corona

 Nacido en Polonia, Rubinstein aprendió a jugar al ajedrez a los dieciséis años. Dedicado de tiempo completo al estudio, en poco tiempo hizo tan importantes progresos que en 1903 desafió a Salwe, el mejor jugador polaco de la época, que hasta hacía poco podía darle torre de ventaja. Ante el asombro general, el joven Rubinstein entabló el match. Ese mismo año participó en el torneo nacional ruso, jugado en Kiev, donde consiguió un excelente quinto puesto.

Rubinstein era un hombre disciplinado. Según él, le dedicaba seis horas diarias al estudio del juego durante 300 días al año; los otros sesenta a jugar torneos y los cinco restantes a descansar.

En 1908 venció en matches a Teichmann , Mieses y Marshall. En 1910, cuando Schlechter desafió a Lasker por el título mundial, muchos lo consideraban el mejor jugador de ajedrez del mundo. Su gran año fue 1912, en el que ganó cinco torneos seguidos y produjo tan hermosas partidas que aún hoy se reproducen con admiración. Ganó en San Sebastián , Pistyan , Breslau , Varsovia y Vilna .

También obtuvo el reconocimiento de otros grandes ajedrecistas de su época. Capablanca, refiriéndose a la partida Rubinstein—Schlechter (San Sebastián, 1912 ), dijo: “pocas partidas me han impresionado tanto. Para mí, es una obra maestra completa, un monumento de grandiosa precisión. Por sí sola sirve para demostrar cómo debe jugarse al ajedrez…” A su vez, Reti, dijo: “…la casi milagrosa exactitud con que las negras conducen sus fuerzas a la victoria” en el final de la partida Tarrasch-Rubinstein, (San Sebastián, 1912).

En este periodo de 1907 a 1912 vence en numerosos torneos y despliega un depurado estilo, que hace de él el candidato obligado para disputarle a Lasker el título. Rubinstein reta en esta época a Lasker, pero no llegan a un acuerdo: los dos jugadores aceptan todas las condiciones, excepto si se juega por la mañana, como quería Rubinstein, hombre madrugador y disciplinado; o por la tarde, como quería Lasker, acostumbrado a levantarse tarde. Después de tres años de negociaciones, Rubinstein cede, pero el encuentro no se puede disputar por el estallido de la I Guerra Mundial. Pobre, solitario y tímido, la precariedad y la angustia que significó la Gran Guerra, afectaron seriamente su endeble sistema nervioso. Y aunque luego volvió al tablero, su nivel de juego se resintió notoriamente. Sin embargo aún pudo derrotar a grandes jugadores, como Schlechter y Bogoljubov , y venció en Triberg (1921), Viena (1922), Marienbad (1925) y en algún otro torneo. Pero su desequilibrio psíquico lo condujo a una espiral de manías persecutorias. La grave enfermedad que padecía le hacía comportarse extrañamente durante las partidas: hacía su jugada y se iba a un rincón de la sala para no molestar a su adversario, y allí se apoyaba en la pared y comenzaba a mover el cuerpo en círculos mientras hablaba en voz baja. Al final, según el escritor Vladimir Nabokov , como no soportaba la presencia del rival, le ponían un espejo al frente.

Después de 1932, no volvió a competir en torneos, aunque se le invitaba a participar. Perdió su lucha de toda la vida por su salud mental, empeoró y pasó un largo tiempo en un sanatorio. Pero como no hay mal que por bien no venga, esto lo protegió de los nazis durante la Segunda Guerra. Aunque según otras versiones, en su calidad de judío y polaco, sufrió persecuciones.

Murió en el año 1961. Sus últimos 30 años los vivió retirado del ajedrez, prácticamente en el anonimato.

Veamos una de sus producciones más espectaculares:

 Rotlewi, GeorgeRubinstein, Akiba (1907) Defensa Tarrasch: 1. d4 d5 2. Cf3 e6 3. e3 c5 4. c4 Cc6 5. Cc3 Cf6 6. dxc5 Axc5 7. a3 a6 8. b4 Ad6 9. Ab2 0-0 10. Dd2?
[ 10. Dc2 es una opción mejor... ]
De7 11. Ad3 dxc4 12. Axc4 b5 13. Ad3 Td8 14. De2 Ab7

Las negras han terminado su desarrollo y las blancas apenas están enrocando.

15. 0-0 Ce5 16. Cxe5 Axe5 17.  f4 Ac7 18. e4 Tac8 19. e5?

Rotlewi le abre las líneas a la peligrosa  pareja de alfiles de Rubinstein.

Ab6+ 20. Rh1 Cg4 (Si la dama toma el caballo, la torre negra toma el alfil; y las negras quedan en posición superior) 21. Ae4 Dh4 (defiende el caballo y amenaza mate) 22. g3 Txc3!! Un movimiento grandioso e inesperado, que deja maltrecha la posición blanca) … 23. gxh4 (el moribundo puede comer de todo) 23… Td2; 24. Dxd2 Axe4+ 25. Dg2 Th3! 0-1

Una de las combinaciones más hermosas que se hayan jugado.

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Aperturas