poesia de ajedrez 2 Poesía de Ajedrez II

La lucha por la vida

En mágico tapete ajedrezado
un duelo colosal se inicia.
Las torres dispuestas al costado
son murallas de ciudad Fenicia.

El sencillo peón da el primer paso.
Los caballos al galope van saltando,
apoyando el ataque cual pegazo
en campo enemigo están volando.

El Alfil fiel soldado raso
desde una diagonal y en fiancheto
con la temible Dama hace estragos
en posiciones que son un reto,

para el mas avanzado jugador
la situación requiere inteligencia,
gran frialdad ser calculador
y usar como arma la paciencia.

Dominado el rival desde el inicio
la victoria aún está lejana,
pues se debe someter al sacrificio
al caballo, al peón y algunas veces hasta la Dama.

Para lograr el anhelado triunfo
y tener un brillante remate
debe sacar al Rey de su refugio
y propinarle así el fulminante mate.

Mas la lucha a cada instante
se torna ardua ,es una epopeya,
la mente tal presión no resiste
y puede reventar cual centella.

Atacado el Rey en su enroque
minada su fortaleza
la jugada final es sólo un toque
para que caiga destronada la realeza.

Solo queda resignar con gran nobleza
aceptar como caballeros la derrota.
El Rey ha sucumbido ante la fuerza
de una mente y no de una bayoneta.

Va mi alabanza a quien gana
haciéndole honor al noble juego,
ejemplo de disputa sana
imponiendo su ley pero sin fuego.

Cuantos hay que en esta vida
no saben admirar a su rival en la derrota.
La vida es un juego, es una partida
ycomo el agua que cristalina brota.

Llega al final de este homenaje
al juego ciencia, noble arte ejemplo de vida.
Dedicado tambien al personaje
que va por mundo jugando su partida.

En este post ha colaborado Samuel Antolinez, el cual nos puso un comentario en Ajedrez 32, ya que había visto el otro post de Poesía ajedrecística.