Emanuel Lasker, el zorro del ajedrez

                        Comentarios 2 comentarios

lasker Emanuel Lasker, el zorro del ajedrez

En la partida que veremos a continuación podremos apreciar la astucia y la capacidad del joven Lasker, que le hicieron merecedor de aquellas palabras: “ganaba las partidas ganadas y algunas de las perdidas”.

Esta es la partida número 7 del match contra Steinitz, en el que disputaron el campeonato mundial en el año 1894. Concertado al que primero ganara 10 partidas, prometía ser muy largo. Pero se decidió en tan sólo 19 partidas. El resultado fue 10 ganadas, 5 perdidas y 4 tablas, a favor de Lasker.

Posición después de la jugada 13 de las negras.

bviewphp Emanuel Lasker, el zorro del ajedrez

Puede decirse que las fuerzas están igualadas en este momento. Pero Lasker, curiosamente, hace dos jugadas contrarias a su estilo y pone en riesgo su posición.

14. g4!?  Te8!; 15. g5? Axd5; 16. Dxd5 (exe5 conduce a una posición inferior) …Te4; 17. Dd2 Axg5 (Lasker seguramente no vio la combinación que sigue); 18. f4 Txe4!; 19. fxg5 De7 (recupera el alfil y queda en mejor posición. Con dos peones de menos, Lasker está perdido. No tiene más recursos que los que tenemos cuando estamos en posición similar: dificultarle al adversario su triunfo. De todas maneras es muy instructivo el juego de Lasker, que a pesar de sus errores iniciales recompone la posición y confunde a su adversario.

20. Tdf1 Txe3; 21. Ac4 Ch8 (una determinación difícil de tomar. Steinitz era uno de los teóricos más importantes del momento y había sido uno de los primeros en introducir el concepto de defensa económica; es decir, de usar en la defensa el menor número de piezas. Por eso prefiere arrinconar el caballo y dejar la torre de dama para llevarla a la columna abierta.

22. h4 c3; 23. g6!? d5! (sencilla y eficaz); 24. gxh7+ Rxh7; 25. Ad3+ Rg8; 26. h5 Te8; 27. h6 g6; 28. h7+ Rg7; 29. Rb1 De5 (Más adelante se verá claramente la importancia de las jugadas 29 y 30 de las blancas, que lo que buscan es dejar el rey en una posición segura para lanzarse en un peligroso ataque)

30. a3 c5 (Steinitz va en busca del alfil blanco) 31. Df2 c4; 32. Dh4 (amenaza mate)

posicion despues de la jugada 32 Emanuel Lasker, el zorro del ajedrez

32…f6; 33. Af5! (¡Este alfil todavía tiene vida!) …Rg7? (incómodo con el alfil, Steinitz se apresura a tomarlo, empeorando su situación. Lo correcto era 33 …Dg6!, 34. Dh6+ Rg7 y luego Te1+, cambiando  al menos una torre.

34. T(h)g1! gxf5? (se quita de encima el alfil, pero al costo de desproteger el rey). 35. Dh5+ Re7; 36. Tg8 Rd6; 37. Txf5 De3; 38. TxT Dxe8; 39. Txf6+ Rc5; 40. Dh6! Te7?; 41. Dh2! Dd7; 42. Db1+ d5; 43. Db5 D4d (única); 44. Tf5 Dxf5; 45. Dxf5 Rd6 (estas son patadas de ahogado) 46. Df6+ Abandona.

Pues bien, esta es una de esas partidas perdidas que solía ganar Lasker.

Se cuenta que el efecto que esta partida produjo el ánimo de Steinitz fue fatal: perdió las cuatro partidas siguientes y poco después el match.

Steinitz murió seis años después en Nueva York. Terminó recluido en un sanatorio mental y en esta época pronunció su famosa frase: “Puedo jugar con Dios y darle un peón de ventaja”.

wilhelmsteinitz3 1 Emanuel Lasker, el zorro del ajedrez

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Curiosidades

Tags TAGS: ,

Wilhelm Steinitz

                        Comentarios 1 comentario

Wilhelm Steinitz nació el 18 de mayo de 1836 en Praga, entonces Bohemia. Era el menor de trece hermanos. Se desplazó a Viena para estudiar en la Escuela Politécnica. Si no fue el genio máximo del ajedrez, sí fue la figura de mayor relieve. Su aporte teórico es el de mayor profundidad en toda la historia del juego, cuya verdadera esencia fue el primero en descubrir. En sus comienzos, su estilo era combinativo, no obstante hacia 1870 se produce un cambio en sus conceptos que le hace sentar las bases del juego posicional y la estrategia moderna. Steinitz proclama que el ataque debe llegar a consecuencia de la acumulación de pequeñas ventajas posicionales y no de la realización de sacrificios sin fundamento. Escribe libros en los que expone sus teorías revolucionarias en aquel momento y también las aplica en sus partidas que gana reiteradamente.

steinitz18661 Wilhelm Steinitz

En la capital inglesa tuvo lugar en 1866 un match con Anderssen a quien derrotó por 8 a 6 sin tablas (lo cual da una idea del estilo en que se jugó) y que significó que se le considerase como el mejor jugador de Europa (hasta un par de años atrás aún llegaban noticias de Paul Morphy desde Nueva Orleans).

Pocos años después, la forma en la que jugaba Steinitz cambió radicalmente. Con este cambio, formuló las bases de su escuela en la obra “The Modern Chess Instructor”:

El ataque – Para poder atacar con éxito sobre el enroque, además de poseer superioridad en ese flanco, se debe poseer el control del centro o al menos el centro debe estar bloqueado para que no permita la reacción central del adversario. Un ataque prematuro en un flanco se defiende contraatacando en el centro y viceversa. Un ataque erróneo suele dejar como saldo un debilitamiento de peones fatal en el final.

wilhelm steinitz 1 Wilhelm Steinitz

La defensa – El arte de la defensa es la economía de medios, por eso el mejor defensor es la pieza de menos valor: el peón. Como el peón no puede retroceder, su avance debe ser muy cuidadoso. La imprudencia puede crear debilidades graves y permanentes. Hay que vigilar la estructura de peones durante toda la partida, con vistas al final.

El plan y las variantesLa estrategia (la planificación) y la táctica (orden exacto de las jugadas) son cuestiones inseparables. Un error en ajedrez, es decir, cometer una imprecisión que genera una debilidad puede ser, principalmente, de índole estratégico o táctico. Son debilidades estratégicas las debilidades estructurales (de la posición de los peones, las casillas débiles etc.), y en general las debilidades permanentes (esto incluye en ocasiones el rey expuesto así como piezas inmovilizadas).
Son debilidades tácticas las debilidades temporales, como ser una pieza “en el aire”, mal defendida, peones o piezas expuestas a ataques dobles, piezas clavadas, amenazas de descubiertas, el rey sin enrocar, etc.
En general las debilidades estratégicas son difíciles de resolver en pocas movidas y sus consecuencias se notan a largo plazo durante la partida.
Las debilidades tácticas pueden resolverse pero hay que hacerlo ya, antes que el contrario utilice la ventaja.

wilhelm steinitz Wilhelm Steinitz

Primer Campeonato del Mundo de Ajedrez

En 1886 Steinitz se enfrenta a Zukertort, con la importante novedad de jugar el primer mundial oficial de ajedrez. El match se disputó en Nueva York, S. Louis y Nueva Orleans. Steinitz ganó la primera partida pero perdió luego cuatro seguidas. Esto habría producido el derrumbe moral de cualquiera. Pero una de las más preciosas cualidades de Steinitz como ajedrecista era, precisamente, su sangre fría. Al final Steinitz ganó con un resultado de 10 victorias, 5 derrotas y 5 tablas.

Éstas fueron algunas de sus mejores partidas:

Blackburne – Steinitz (Londres, 1862)
1.d4 f5 2.e4 fxe4 3.Cc3 e6 4.Cxe4 Cf6 5.Ag5 Ae7 6.Ad3 Cxe4 7.Axe7 Dxe7 8.Axe4 0-0 9.c3 Cc6 10.De2 d5 11.Ac2 Dg5 12.g3 e5 13.dxe5 Ag4 14.De3 Dh5 15.f4 Cxe5 16.fxe5 Tae8 17.Axh7+ Rxh7 18.Dd4 Dg5 19.h4 Dxe5+ 0-1

Steinitz – Zukertort
(Nueva Orleans, 1886) (Match Mundial de Ajedrez)
1.e4 e5 2.Cc3 Cc6 3. f4 exf4 4. d4 d5 5. exd5 Dh4+ 6. Re2 De7+ 7. Rf2 Dh4+ 8.g3 fxg3+ 9. Rg2 Cxd4 10. hxg3 Dg4 11. De1+ Ae7 12. Ad3 Cf5 13. Cf3 Ad7 14. Af4 f6 15. Ce4 Cgh6 16. Axh6 Cxh6 17. Txh6 gxh6 18. Cxf6+ Rf7 19. Cxg4 1-0

Steinitz – Chigorin (La Habana 1889)
1.Cf3 d5 2.d4 Ag4 3.c4 Axf3 4.gxf3 e6 5.cxd5 Dxd5 6.e4 Ab4+ 7.Cc3 Da5 8.Ad2 Cc6 9.d5 exd5 10.a3 Cd4 11.Ad3 0-0-0 12.axb4 Cxf3+ 13.Dxf3 Dxa1+ 14.Re2 Dxb2 15.Tb1 Da3 16.Cb5 Da6 17.Dxf7 Db6 18.Tc1 Ch6 19.Dxg7 dxe4 20.Dxc7+ Dxc7 21.Txc7+ Rb8 22.Axe4 1-0

Categoría MÁS NOTICIAS SOBRE: Biografías

Tags TAGS: , ,